Ansiedad nocturna: causas y cómo superarla

Sientes cansancio, pero la intranquilidad de tu cuerpo no te permite reconciliar el sueño. Parece que tu mente no descansa y, sin saber por qué, sientes cierta presión en el pecho que acelera tu respiración cada vez más. La ansiedad nocturna no te deja dormir y no sabes cómo vencerla.

La ansiedad puede afectarte de muchas maneras y manifestarse en diversos momentos de tu día a día. Por las noches nuestro organismo se encuentra más cansado y nuestro estado mental es mucho más vulnerable, por lo que somos más susceptibles a dejarnos llevar por pensamientos intrusivos y el estrés de la vida diaria.

¿Quieres saber más sobre la ansiedad nocturna y cómo aliviarla? No te preocupes, en este post encontrarás todo lo que necesitas para empezar a trabajar en ello.

Ansiedad por la noche: ¿en qué consiste?

Como probablemente sepas, la ansiedad no es más que una respuesta natural de nuestro organismo frente a posibles amenazas. Son los resquicios que nos quedan de nuestro gran sistema de supervivencia, el cual ha acompañado al ser humano a lo largo de toda su existencia.

Sin embargo, la vida que llevamos ahora no es como la de hace miles de años y hay veces que la ansiedad puede jugarnos una mala pasada al presentarse en exceso o en momentos injustificados.

>  Ansiedad por teletrabajo: cómo gestionarla

La ansiedad nocturna es aquella ansiedad que se presenta en las horas de sueño, a última hora del día, irrumpiendo en tu descanso y no permitiéndote dormir. Quizás esta incluso te haya despertado en mitad de la noche provocando incluso el despertarse sudando por la ansiedad.

Ansiedad nocturna: síntomas y cómo reconocerla

La ansiedad nocturna tiene unos síntomas muy similares a los de la ansiedad, principalmente caracterizada por la intranquilidad o el nerviosismo. Sin embargo, estas dos condiciones no son las únicas que la caracterizan.

Para hacer un diagnóstico acertado de la ansiedad nocturna debemos fijarnos en determinados síntomas físicos que se manifiestan en las últimas horas del día. Estos podrían ser:

  • Aceleración del pulso
  • Adormecimiento de manos y pies
  • Temblores
  • Pérdida del apetito
  • Náuseas
  • Dificultad para respirar o presión en el pecho
  • Mareos o vértigos
  • Insomnio

Aun así, si tienes las sospechas de que estás sufriendo ansiedad nocturna y esta no te está permitiendo seguir con tu vida con normalidad, es mejor que te pongas en contacto con un profesional.

Crisis de pánico nocturnas

Otro de los síntomas, o quizás, consecuencias de la ansiedad nocturna, son las crisis de pánico nocturnas. Estas son ataques de pánico, picos donde la ansiedad es más fuerte y profunda, que se producen durante la noche y tus horas de sueño, pudiendo incluso llegar a despertarte en altas horas de la madrugada. Se caracterizan sobre todo por la respiración acelerada, sudoraciones, la dificultad para respirar y un nerviosismo extremo.

Causas de la ansiedad por la noche: ¿a qué se deben?

La ansiedad puede verse causada por muchos motivos diferentes, cada uno de ellos dependiendo del tipo de ritmo de vida que lleves, tu forma de ser o experiencias pasadas que hayas vivido y que hayan podido marcarte. Suele deberse a una acumulación de emociones negativas que acaban siendo una carga demasiado grande y en el momento en el que nos relajamos más, acaba explotando, pues nuestras defensas están al mínimo. Por ello nos despertamos “de repente”, siempre tiene una causa.

>  ¿Qué relación tienen la baja autoestima y la ansiedad?

crisis-de-panico-nocturnas

Estrés en el día a día o por un suceso en concreto

Una de las causas más normales para la ansiedad nocturna es el estrés. Este puede estar provocado por el trabajo, tu relación amorosa o un evento futuro que te preocupe en exceso.

Demasiadas preocupaciones

Si tienes un día a día marcado por un ritmo de vida activo y tienes la agenda hasta arriba de actividades, es posible que estas estén generando más preocupaciones de las que puedas creer. Durante el día no suponen un gran problema ya que has mantenido tu mente ocupada, sin embargo, al llegar la hora de dormir estas resurgen hasta llegar a abrumarte y sobrepasarte.

Experiencias traumáticas en el pasado

Puede que algún evento traumático en el pasado relacionado con la hora en la que te acuestas esté generando cierta ansiedad cuando te vas a dormir. También, como se ha mencionado anteriormente, es durante estas horas que nuestro cerebro está menos activo, por lo que también podrían asaltarte recuerdos de experiencias traumáticas que te hayan marcado recientemente.

Consejos para superar y aliviar la ansiedad nocturna

Una de las formas de aliviar la ansiedad es a través del correcto descanso. Sin embargo, la ansiedad nocturna está especialmente caracterizada por el insomnio y la dificultad para conciliar el sueño. ¿De qué otras formas podemos conseguirlo?

Encontrar la causa de la ansiedad

El primer paso para poder aliviar la ansiedad es encontrar de dónde viene esta. Hay muchos remedios para la ansiedad, pero ninguno será verdaderamente efectivo si no sabes cómo se produce y por qué.

Buscar momentos de descanso y de inactividad

Tenemos la costumbre de llenar cada uno de nuestros momentos libres con actividades para conseguir la mayor productividad posible. Sin embargo, esto puede acabar siendo bastante contraproductivo, llevándote a la fatiga mental y física. Permítete un descanso, una tarde libre para no hacer nada. Descansa y date tiempo, no pasa nada por no ser productivos las 24 horas del día.

>  El apego inseguro: qué es y sus consecuencias

Realizar ejercicio con frecuencia

El ejercicio es un remedio muy recomendado para suavizar la ansiedad nocturna. Este, además de dejarnos más cansados y favorecer el sueño, alivia el estrés y lo canaliza, haciendo que puedas observar tus preocupaciones desde un punto de vista más distanciado y objetivo.

Comer sano y evitar cenas copiosas

Hay un gran debate sobre lo que sí se puede comer y lo que no se puede comer durante la noche. Sin embargo, la comida rápida o insana puede llegar a favorecer la ansiedad e incluso estar relacionada con la depresión.

Acudir a la ayuda de un experto

ansiedad-noche

Hay situaciones que pueden desbordarnos y llevar a la frustración. No tienes por qué pasar por esto en solitario. Si la ansiedad está afectando en exceso a tu salud mental o a tu vida en general, es el momento de pensar pedir ayuda a un experto en ansiedad.

En ese caso, no dudes en ponerte en contacto conmigo, Patricia Garzón, para que podamos comenzar a trabajar en tu ansiedad y encontrar una forma de aliviarla. Hay batallas que no podemos enfrentar solos.