Ansiedad y colon irritable. ¿Cómo se relacionan?

Tiempo de lectura: 4 minutos

El estrés generado por las exigencias del día a día tiene repercusión sobre diferentes partes de nuestro cuerpo, incluso sobre aquellas en las que no piensas habitualmente. Ansiedad y colon irritable, a lo que denominamos colitis, son dos términos que guardan una estrecha relación y en este post te voy a explicar qué es, qué efectos tiene y cómo se pueden controlar.

¿Qué es la colitis por ansiedad?

El síndrome de colon irritable es un trastorno crónico que afecta a nuestro intestino grueso y es necesario tenerlo bajo control a largo plazo. Muchas personas son capaces de controlarlo manteniendo una buena dieta, un estilo de vida sano y reduciendo los niveles de estrés.

No hay demasiadas personas que sufran síntomas de carácter grave y éstos se pueden tratar con la correcta unión de medicamentos y tratamiento profesional. Además, cabe destacar que este síndrome no produce alteraciones en el tejido intestinal ni aumenta el riesgo de padecer cáncer colorrectal.

Síntomas del síndrome de colon irritable

Los principales indicadores de estar pasando por una colitis son propensos a perdurar en el tiempo y los más comunes son los siguientes:

  • Dolores, cólicos o hinchazones en la zona abdominal relacionados con la evacuación intestinal
  • Alteraciones en el aspecto de las deposiciones y en su frecuencia
  • Aumento de gases o mucosidad en las heces

Ansiedad y colon irritable están asociados debido a la depresión que puede llegar a generar el hecho de tener estos síntomas dependiendo de la persona. Es importante mantener estas reacciones de nuestro organismo bajo control recibiendo tratamiento psicológico, ya que pueden provocar un agravamiento del síndrome.

>  Todo lo que debes saber sobre la ansiedad flotante

En este sentido es importante destacar que una gran cantidad de las personas con colitis sufren estos síntomas de manera más pronunciada y frecuente al estar estresadas. No obstante, a pesar de que ansiedad y colon irritable tienen relación, ésta no es la causante del trastorno.

Causas del síndrome de colon irritable

El síndrome de colon irritable no tiene un origen preciso, pero está demostrado que los siguientes factores entran en juego:

  • Las contracciones intestinales producidas por el movimiento de alimentos por el tracto digestivo. Pueden ser fuertes y causar gases, hinchazón y diarrea o débiles y tan solo frenar el paso de dichos comestibles, de manera que provocan heces duras y secas.
  • Puedes tener malestar debido a las irregularidades en los nervios del sistema digestivo. Tu cuerpo puede reaccionar de manera atípica y desmesurada a los cambios que normalmente ocurren en el proceso digestivo por la mala coordinación entre el cerebro y los intestinos, dando lugar a diarrea o estreñimiento.
  • Este traumatismo también puede aparecer como consecuencia de una gastroenteritis causada por algún virus o por el exceso de bacterias en los intestinos.
  • Está comprobado que las personas que se exponen habitualmente a situaciones estresantes suelen ser más propensas a tener síntomas de síndrome de colon irritable, especialmente si el estrés se acumula desde una edad temprana.

ansiedad-y-colon-irritable-2

¿Cómo afecta el estrés al colon?

Este síndrome puede ser una de las claras evidencias de que el estrés y la presión pueden afectar tanto a la salud mental como a la física de los seres humanos, un argumento más para afirmar la relación que guardan ansiedad y colon irritable. Se dice que es la manera en la que el sistema digestivo reacciona a este tipo de situaciones a las que nuestro cuerpo tiene temor.

>  Ansiedad y boca seca ¿Cómo se relacionan?

Según ha indicado la Anxiety & Depression Association of America, el estrés crónico es capaz de liberar una serie de hormonas y sustancias químicas que pueden interferir en la digestión si logran penetrar en el aparato digestivo. Las razones más frecuentes de esta angustia suelen ser eventos cercanos de gran importancia, los problemas familiares y financieros, un divorcio, empezar en un nuevo trabajo o el fallecimiento de un ser querido.

Los dolores ocasionados por la colitis nerviosa se localizan normalmente en la boca del estómago, aunque también es posible que los notes en la zona abdominal mediante una inflamación de ésta.

¿Cómo controlar ansiedad y colon irritable?

En las siguientes líneas te recomiendo varios métodos que debes aplicar en tu día a día para aliviar la ansiedad y el colon irritable:

Acudir a terapia

Ponerse en manos de una profesional con experiencia en psicología como yo es totalmente recomendable para poder mantener el estrés, la presión y la ansiedad bajo control. Ya hemos visto que pueden actuar como agravantes de la colitis, por lo que será mejor prevenir que curar.

Acudir a terapia te ayudará a adoptar nuevas costumbres que te permitirán sobrellevar de manera más cómoda la situación y que no se convierta en algo extremadamente serio.

Controlar tu alimentación

Teniendo en cuenta que estamos ante un problema que afecta directamente al aparato digestivo, no puedes obviar el hecho de mantener una alimentación equilibrada y sin excesos que puedan empeorar los síntomas del síndrome de colon irritable. Ten en cuenta de que la dieta no es algo predeterminado a seguir por todas las personas, sino que cada uno y una somos diferentes y nuestras necesidades varían.

>  Ataques de ira por ansiedad

Sin embargo, sí que hay recomendaciones generales que hacen los dietistas y que puedes comenzar a aplicar desde este mismo momento. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Comer tres veces al día sin saltarte ninguna de ellas
  • Comer en pequeñas cantidades por las noches
  • Ingerir los alimentos con calma para poder realizar la digestión correctamente
  • Eliminar o limitar al máximo la ingesta de alcohol, cafeína y bebidas con gas
  • Beber 2 litros de agua al día
  • Reducir el consumo de alimentos altos en grasa y que no sean frescos
  • Controlar la ingesta de fibra

Hacer ejercicio físico

Practicar deporte también te ayudará a reducir los síntomas de ansiedad y colon irritable. Realizarlo varias veces por semana no solo te ayudará a relajar la mente, sino que favorecerá a que tengas mejores digestiones, que expulses mejor los gases y que tus deposiciones sean mejores.

Tratamiento con fármacos

Uno de los últimos recursos que toman los médicos si los pacientes no mejoran con unos buenos hábitos alimenticios y un estilo de vida saludable son los fármacos. Te recomiendo que sigas todo lo aprendido hasta ahora sobre ansiedad y colon irritable para evitar llegar a este punto.

Recuerda que tu salud mental y física van de la mano, por lo que si necesitas atención psicológica no dudes en contar con mis servicios para que pueda analizar tu caso de manera personalizada y tratarlo correctamente. Contacta conmigo, estarás en buenas manos y te recibiré con mucho gusto.

ansiedad-y-colon-irritable-3