Ansiedad y soledad ¿cuál es su relación?

En el contexto actual, padecer ansiedad y soledad es muy común entre la población y, en numerosas ocasiones, ambos casos aparecen de la mano, por el miedo a estar solo como desencadenante habitual. También, las personas con ansiedad tienden a aislarse y acaban sintiéndose solas e incomprendidas.

Se trata de dos estados mentales que, sin duda, están muy relacionados. En este post, vamos a hablar de forma más extendida sobre ellos, cómo se relacionan, por qué razones y cuál es la mejor forma de liberarte de ese malestar.

¿Por qué sentimos miedo a la soledad y por qué esto genera ansiedad?

Cabe destacar que si bien son muchos los que piensan que la soledad se refiere al hecho de estar solos de forma literal, es decir, a la falta de contacto directo con otras personas, lo cierto es que la soledad es un estado mental, de tal forma que incluso alguien que tenga gente a su alrededor en su día a día puede sentirse solo, lo cual se conoce como soledad emocional.

Y esta soledad emocional no aparece sola, sino como consecuencia de tener sentimientos relacionados con la incomprensión, la tristeza, o la baja autoestima y las inseguridades, lo que influye en la probable aparición de un mayor aislamiento y de otros estados mentales como la ansiedad o, incluso, la depresión.

En ocasiones, es complicado encontrar a quien nos comprenda, nos entienda y sepa empatizar con nosotros, o simplemente a alguien que comparta nuestra misma visión y valores. Si esto sucede, es normal que se manifieste el sentimiento de soledad y también que aparezca una tendencia al aislamiento por el miedo a volver a sufrir esa incomprensión y angustia.

>  Las 10 preguntas sobre ansiedad más frecuentes

Pero si al final estas personas no toman conciencia y son capaces de darse cuenta de lo que pasa o no consiguen las herramientas necesarias para salir de este estado, acabarán sumergidas en un círculo vicioso que irá mermando sus ganas de vivir y, al mismo tiempo, generando mayor ansiedad como consecuencia de no encontrar una salida y no sentirse comprendido.

Consecuencias de la soledad emocional

El miedo a sentirse solo puede derivar en ansiedad, por tanto la ansiedad y la soledad están estrechamente relacionadas, pero existen otros factores que pueden aparecer como consecuencia de esta situación:

  • Depresión
  • Pensamientos y emociones negativas
  • Baja autoestima
  • Dificultad para relacionarse o dependencia emocional
  • Problemas del sueño y/o de alimentación
  • Dificultades para prestar atención y concentrarse

¿Cómo afrontar la ansiedad y la soledad?

Aquellos que piensen que desprenderse del sentimiento de soledad y de la ansiedad derivada es imposible, es el momento de decirles que se equivocan. Obviamente, se trata de un estado complejo y enfrentarlo no será menos, pero conociendo las técnicas adecuadas y teniendo predisposición para mejorar todo puede ir a mejor.

A continuación, ofrecemos una serie de consejos para poner en práctica para combatir la ansiedad y la soledad:

ansiedad-soledad

Entender la soledad

El primer paso para afrontar la ansiedad y la soledad, será descubrir y entender qué ha causado este estado. Realmente, la soledad no es mala y se puede disfrutar estando solo e, incluso, aprender mucho de uno mismo.

Habrá que indagar hasta encontrar  las razones concretas que causan ese sentimiento de soledad. ¿Por qué razón te sientes solo? ¿Nadie te comprende? ¿No encajas en tu entorno? Descubriendo, entendiendo y aceptando cuál ha sido el detonante, será más fácil poner soluciones y establecer los pasos para conseguirlo.

>  ¡No puedo trabajar por ansiedad! ¿Qué debo hacer?

Cambiar el chip

Con “cambiar el chip” nos referimos a que para desprenderse de la ansiedad y la soledad, y tras haber encontrado el sentido que la soledad supone, será necesario ser más positivo y proactivo. En concreto, es importante hacer un esfuerzo por relacionarse más con otras personas y volver a disfrutar de distintas experiencias que permitan crear interacciones con los demás.

Afrontar el miedo a la soledad

Estrechamente relacionado con el apartado anterior, se trata de establecer metas u objetivos de forma progresiva para tratar de reducir el miedo a la soledad y la ansiedad derivada. Por ejemplo, estar o sentirse solo no significa que haya que estar encerrado, por tanto, una meta puede ser salir a la calle y realizar alguna actividad a solas, tratando de disfrutar del momento.

Apuntarse a alguna actividad, como rutas de senderismo, clases colectivas del gimnasio, clases de pintura, aprender a coser, tocar algún instrumento o utilizar aplicaciones para conocer a gente, hay que aprender a utilizar los recursos que están en nuestra disposición y no rendirse sin antes haberlo intentado todo. En el día a día, será más sencillo poder establecer una relación progresiva de conocimiento de otra persona yendo las mismas horas a las mismas actividades y no te sentirás tan forzado o brusco al empezar a entablar una conversación.

También, puede ser el salir con amigos y tratar de recuperar amistades abandonadas, o relacionarse en nuevos entornos y deshacerse de la timidez.

Fomenta el auto-cuidado

Para estar bien con los demás primero hay que sentirse bien con uno mismo. Para liberarse de la ansiedad y la soledad será clave delegar tiempo al auto-cuidado, realizando actividades, rutinas y todo aquello que cause bienestar. Esto mejorará la autoestima, y hará a quienes padecen ansiedad y soledad más inmunes ante las situaciones que han dado lugar a este estado mental.

>  Mi hijo me genera ansiedad, ¿cómo afrontarlo?

Pedir ayuda a un especialista

Buscar ayuda profesional y dejarte asesorar por un psicólogo también puede ser una gran manera de erradicar la ansiedad y soledad. Aquellos que se encuentran en esta situación pueden llegar a pensar que no existe ayuda posible para ellos, e incluso, estar en un punto en el que están cansados de intentar exteriorizar lo que les sucede sin encontrar empatía o una respuesta valiosa.

Pero si alguien puede proporcionar dichas respuestas y ofrecer una correcta orientación es un psicólogo, quien estará dispuesto a escuchar, comprender la situación de forma objetiva y servir de acompañante y apoyo durante el combate contra la ansiedad y la soledad.

ansiedad-por-soledad

Si estás en esta situación y no sabes cómo encontrar una salida, te ofrezco mi ayuda como profesional de la psicología. Podemos combatir juntos tus problemas de ansiedad y encontrar las razones que te hacen sentir soledad.

Por último, si quieres obtener más información sobre temas relacionados, en mi blog podrás encontrar muchos otros artículos al respecto, como por ejemplo los que te propongo a continuación: