¿Qué es el apego ansioso y cómo reconocerlo?

Tiempo de lectura: 5 minutos
¡Danos tu opinión!

No es la primera vez que trato el problema del apego o uno de sus diferentes tipos en mi blog, ya que hay diferentes variantes que analizar para poder determinar cuáles son concretamente los problemas de quien lo sufre. En esta ocasión, profundizaré sobre el apego ansioso, su herida y el trauma que genera en las personas durante su desarrollo.

Teniendo conocimiento de sus características y las consecuencias que puede llegar a tener, te aseguro que podrás detectar con mayor facilidad los problemas que están perjudicando la desenvoltura de tu vida, especialmente en cuanto a tus relaciones interpersonales. Pídenos ayuda si crees que tienes alguno de los síntomas que verás a continuación.

¿Qué es el apego ansioso?

El apego ansioso es un problema psicológico que tiene la particularidad de requerir un contacto continuo con una persona con la que se tiene un vínculo de afecto muy cercano, sobre todo con aquellas figuras que durante la infancia han tenido un papel protector o cuidador.

Es decir, cómo estén las personas por las que sentimos esa dependencia, son las que harán que se regulen las sensaciones de enfado y docilidad que afloran cuando no existe esta cercanía.

El origen del apego ansioso, suele empezar en la infancia y estar asociado al tipo de relación que se tiene con los cuidadores principales.

Una de las consecuencias es que la persona afectada se muestre ambivalente, pero el apego ansioso también se puede percibir mediante otros comportamientos muy característicos.

apego-ansioso-relaciones

¿Cómo se comporta una persona con apego ansioso?

Además de tener una alta necesidad de cercanía física de la figura cuidadora que han tenido durante su infancia y crecimiento, las personas con este tipo de apego tienden a:

  • Sentir una alta necesidad de aprobación por parte de los demás.
  • Tener miedo a que las personas de su círculo social más cercano puedan abandonarlos.
  • Tener muchas dificultades para confiar en otras personas.
  • Priorizar sus emociones y tener una gran dependencia de ellas.
  • Tener baja autoestima.
  • Mostrar negatividad cuando sienten que dicha persona se distancia ligeramente.
  • Vivir constantemente con angustia y miedo de lo que pueda pasar con sus relaciones cercanas.
  • Sentir mucha incertidumbre y no ser capaces de tolerarla.

La intensidad y los impulsos con los que se viven este tipo de relaciones también son un aspecto muy característico y destacable del apego ansioso, ya que todo el cúmulo de emociones puede llegar a convertirse en incontrolable.

Todo el trauma y la herida que se genera en estas personas suelen estar presentes en la vida adulta, sobre todo se aprecia en las relaciones de pareja, lo cual puede llegar a afectar en ésta negativamente por la falta de seguridad y la alta dependencia que una de las dos partes siente.

Por lo tanto, saber cómo tratar con una persona que tiene esta amplia lista de sentimientos también es muy importante para que esa otra parte de la relación no perciba que está abandonada cuando hay un mínimo momento de distanciamiento físico.

Ayudarle a dejar de tener presente esa dependencia emocional tan fuerte sin que la relación pierda valor es de suma importancia, aunque lo principal es que esa persona sane sus heridas con un profesional.

¿Cómo tratar a una pareja con apego ansioso?

En las relaciones de pareja suele ser bastante frecuente que, cuando una de las dos personas presenta este tipo de trauma, se generen problemas por posibles muestras de evitación en la otra parte de la pareja. Esto ocurre porque la persona con apego ansioso, está muy encima de la pareja y acaba generando, sin querer, agobio, por no poder tener su propio espacio.

No obstante, la realidad es que muchos comportamientos no son señal de distanciamiento ni significan rechazo a pesar de que el individuo que sufre apego ansioso lo sienta así.

El comportamiento de la pareja tiene una gran importancia en estas situaciones, como apoyo, no como solución del problema, ya que la persona con trauma de apego ansioso, debe comprender el origen de sus inseguridades y traumas sin resolver.

Y, sobre todo, los sentimientos que recorren por el interior de esa persona a la que quiere. En consecuencia, sentir un extra de seguridad por su parte le ayudará a ganar confianza, a que la relación sea mucho más sana y a que los síntomas de la ansiedad se aminoren.

apego-ansioso-adultos

Sabiendo esto, una persona evasiva es todo lo contrario a lo que necesitan quienes sufren apego ansioso, ya que no se preocupará por su inseguridad ni por los sentimientos que le puedan perjudicar. Esto es algo que sucede de manera natural por su propia forma de ser, sin intención de causar ningún mal en su pareja, aunque también puede llegar a convertirse en un recurso para tenerla bajo su control.

Estas parejas se distinguen fácilmente por su actitud ante los problemas, ya que no les interesa profundizar en ellos para resolverlos adecuadamente, sino quitárselos de encima cuanto antes para que las emociones no entren en juego. Este es uno de los factores que más puede hacer que incremente la inseguridad de la persona que sufre apego ansioso, por lo que conviene evitar cuanto antes a quienes no muestren ese compromiso.

¿Cuál es la diferencia entre apego ansioso y apego inseguro?

Podemos ver la principal diferencia entre estos dos tipos de trauma analizando individualmente lo que es el apego inseguro, del cual hay 3 tipos (inseguro-evitativo; inseguro-ambivalente; inseguro–desorganizado).

Básicamente, podríamos decir que es una actitud completamente opuesta que se desarrolla desde la etapa de bebé, en la que la criatura se mantiene distante por no sentirse lo suficientemente protegida por sus padres o cuidadores.

La consecuencia suele ser que el niño o la niña tienda a ocultar sus emociones para no sentir el rechazo de estas personas que deberían ejercer el rol de protectoras y son comportamientos que se transforman en un apego en adultos. De esta manera, consiguen desarrollar una infancia marcada por una mayor independencia, incluso en el resto de sus relaciones, ya que son niños y niñas capaces de jugar sin otros amigos.

Para revertir esta situación y que el bebé sienta un apego seguro, este debe alcanzar un nivel de confianza elemental con respecto a estas figuras que ejercen como protectoras para él o ella, disfrutar de su compañía y también tener la capacidad de alejarse de ellos sin sentirse vulnerable o desprotegido.

apego-ansioso-niños

¿Cómo superar el apego ansioso?

Volviendo al problema central de este post sobre el apego ansioso, es necesario destacar y poner en valor la necesidad de contar con un especialista que sea capaz de entender la situación por la que está pasando la persona. Pero no solo eso, sino que también es importante empatizar con sus sentimientos y hacerle comprender la realidad que no es capaz de ver por la barrera invisible creada por esa necesidad de contacto físico.

Todos los tipos de apego tienen solución, aunque sea más o menos sencilla en función de su grado de intensidad en cada persona. Por lo tanto, detectarlos a tiempo y someterse a tratamiento psicológico con la mayor brevedad posible es la mejor manera de evitar grandes problemas a largo plazo, tanto en la relación con las figuras de apego como con el resto de relaciones cercanas con las que dicha persona se sienta protegida.

Me llamo Patricia Garzón y te abro las puertas de mi consulta en Sevilla. Pide tu cita a través del formulario de contacto de nuestra página web, llamando al número de teléfono 611 08 80 22 o escribiendo un correo electrónico a citas@patriciagarzon.es. Nosotros nos encargaremos de que tu incertidumbre sobre cómo superar el apego ansioso tome el camino hacia el final desde el momento en el que te atenderé.