Cafeína y ansiedad ¿Qué relación tienen?

Parece que no nos despertamos hasta que no nos hemos tomado el primer café de la mañana. Sin embargo debemos ser cuidadosos con esta bebida, ya que la ansiedad y la cafeína no se llevan nada bien.

En nuestro blog te hemos hablado en muchas ocasiones en otros post sobre el trastorno de ansiedad:

Qué es la ansiedad flotante

Cómo ayudar a una persona con ansiedad

En este post vamos a explicarte por qué una persona que sufre ansiedad debe moderar o eliminar el consumo de bebidas que tengan cafeína.

¿Crees que debes eliminar tu media diaria de cafés? Si es así sigue leyendo.

¿Qué es la cafeína?

Antes de explicarte qué relación tiene la cafeína con la ansiedad, queremos que conozcas como actúa esta sustancia en nuestro organismo.

La cafeína es una sustancia de sabor amargo que podemos encontrar en algunas plantas como los granos de café, las hojas de té, las vainas de cacao o las nueces de cola.

También es frecuente localizarla en algunos medicamentos o en bebidas energéticas de forma sintética.

La característica que tiene esta sustancia es que se absorbe de forma rápida por nuestro organismo y pasa a nuestro cerebro en el acto. Por ello, cuando nos tomamos un café es frecuente notar que nos despeja en al acto.

>  Ansiedad y bajada de peso: ¿cómo se relacionan?

Estos no es ningún problema a no ser que tengamos ansiedad. En estos casos la cafeína se convierte en un estimulante peligroso con el que solo conseguiremos sentirnos más nerviosos y agravar nuestro problema.

¿Qué produce la cafeína en nuestro organismo?

Algunos de los efectos que ocasiona de forma inmediata la cafeína a nuestro organismo son:

  • Estimula nuestro cerebro.
  • Aumenta nuestra tensión arterial
  • Estimula nuestro sistema nervioso central por lo que te sentirás más activo
  • Es diurética, por lo que te ayuda a expulsar el exceso de agua
  • Provoca la liberación de ácido del estómago, por lo que te puede provocar malestar
  • Interviene en la absorción del calcio.

cafeína y ansiedad

¿Cómo afecta la cafeína a personas con ansiedad?

Como hemos comentado antes la cafeína y la ansiedad no se llevan muy bien. Debemos pensar que los alimentos que consumimos también pueden afectar a nuestra salud mental, por lo que es mejor reducir o eliminar ciertas sustancias que puedan agravar ciertas dolencias.

La cafeína es un estimulante que puede causar nerviosismo e inquietud. Por tanto, podemos decir que es el peor amigo de la ansiedad, de hecho un consumo exagerado en quienes ya la padecen puede ser el origen de un ataque de pánico.

El consumo de cafeína está asociado al insomnio y, si algo necesita una persona con ansiedad, es descansar bien, por lo que es necesario que quienes padezcan este trastorno tomen bebidas descafeinadas.

En caso de que no tengas ansiedad, también debes vigilar el consumo de cafeína, puesto que si es demasiado elevado puede ser un detonante para que en un futuro sufras este trastorno.

>  Tengo mucha ansiedad y no puedo estudiar ¿qué hago?

cafeína y ansiedad

Algunos efectos secundarios de la cafeína

Como has visto la cafeína y la ansiedad nunca deben ir de la mano. Sin embargo, no es la única razón por la que debes limitar la ingesta de esta sustancia.

A continuación te señalamos algunos problemas que puede ocasionar la cafeína en tu salud y en tu sistema nervioso.

Frecuencia cardiaca rápida

Unos de los efectos de la cafeína es acelerar el pulso, por lo que no es nada recomendable si eres hipertenso o si tienes problemas cardiacos.

Depresión y ansiedad

Seguramente estás pensando que si esta sustancia es mala para quienes tienen ansiedad, quizás podría ser buena para quienes padecen una depresión. Nada más lejos de la realidad.

El efecto de la cafeína se produce de golpe, pero también baja a la misma velocidad por lo que puede agravar los síntomas de una depresión.

Dificultad para dormir

El consumo habitual de cafeína pasada la hora de comer puede alterar nuestro sueño e impedirnos descansar como debemos.

Fomenta la osteoporosis

Son múltiples los estudios que afirman que la cafeína detiene la absorción de calcio y provoca el adelgazamiento de los huesos.

Náuseas, inquietud y temblores

Al producir nerviosismo, en muchas personas sensibles a la cafeína puede provocarles nauseas temblores o la sensación de inquietud permanente.

Debemos comentar que cada persona tiene una tolerancia a la cafeína. Hay personas que casi no les afecta y las hay que con un solo café pueden permanecer en vela toda la noche.

Nadie conoce como tú tu cuerpo para establecer los límites de cafeína que puedes consumir a diario.

¿Qué puede pasarte si dejas la cafeína?

Si tienes ansiedad y la cafeína no te está haciendo ningún bien, plantéate dejarla, pero mejor reduce las dosis poco a poco.

>  ¿Cuáles son los síntomas del estrés y cómo afectan a tu comportamiento?

Cuando hemos consumido cafeína durante un largo periodo de tiempo, es frecuente que al dejarla de consumirla de manera drástica suframos algunos síntomas como:

  • Somnolencia: no notaremos bastante más dormidos.
  • Dolores de cabeza
  • Irritabilidad
  • Náuseas
  • Vómitos

Ahora que ya sabes algunas de las razones por las que la cafeína y la ansiedad no son compatibles, seguro que te has planteado reducirla o incluso eliminarla para siempre.

Recuerda que dependiendo de tu tolerancia a ella, tu consumo puede ser mayor o menor y que, si durante un periodo prolongado de tiempo, has abusado de esta sustancia no es tan buena idea como parece suprimirla de golpe.

Nuestra recomendación es que poco a poco sustituyas esos cafés de más por otras bebidas más saludables como pueden ser los zumos naturales, que te aportarán ese extra de vitaminas tan necesario para tu organismo.

¿Necesitas ayuda? ¿Crees que tienes síntomas de ansiedad? En Patricia Garzón podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros.