Cómo olvidar a al amor de tu vida en 10 pasos

Existen relaciones amorosas que son mucho más difíciles de superar que otras, debido a un mayor grado de implicación durante la relación y a lo que ha supuesto esa persona en concreto. Frecuentemente se relaciona a esa pareja con el amor de nuestras vidas.

Pero toda relación puede llegar a su fin y debes dejar ir a quien de tanto estas enamorado/a. Toca aprender o saber cómo olvidar al amor de tu vida. Un proceso complicado y no exento de tristeza, sufrimiento y rabia, pero donde también debe haber cabida para el esfuerzo y la determinación.

También puede interesarte:

Cómo superar una ruptura de pareja.

⭐ ¿Cómo olvidar a alguien que no te quiere? 

⭐ ¿Qué decirle a tu pareja cuándo te ha sido infiel?

El objetivo debe ser salir adelante, volver a ser feliz y comenzar una nueva etapa de tu vida. Para ayudarte a iniciar este nuevo camino, en este post, vamos a explicarte como olvidar al amor de tu vida en 10 pasos: qué deberías hacer, qué no debes hacer y, sobre todo, en qué te debes enfocar.

1. No reprimas tus emociones

Expresar lo que sientes y cómo te sientes nunca debe ser un tabú. Entiéndelas. Permítete llorar, estar triste, echar de menos, enfadarte, en definitiva, exteriorizar lo que sientes, aunque sea negativo. De hecho, tragarse los sentimientos puede ser dañino para nuestro bienestar, pues acabamos cargando con demasiado peso emocional.

Es necesario soltar y liberarse de lo que te hace mal para poder seguir adelante. Trata de apoyarte en aquellas personas en las que puedas confiar, familia o buenos amigos que sepan escucharte , acompañarte y animarte.

Escógeles como tus confidentes, pero tampoco monopolices cada conversación o momento con ellos para hablar de tu ruptura o expareja. Debes intentar saber cuándo puedes aprovechar para desahogarte y cuando debes tratar de vivir el momento y disfrutar de los que están a tu lado.

Está bien hablar del tema un rato, pero después hay que parar y desconectar.

2. Deja pasar el tiempo para que el dolor disminuya

La frase más utilizada ante una ruptura es que “el tiempo cura las heridas” y, aunque le faltan ciertos matices, esta sentencia va por el buen camino. Superar una relación y encontrar las herramientas que te sirvan para aprender a cómo olvidar al amor de tu vida lleva tiempo.

Realmente, no es sencillo determinar el tiempo que puede llevar recuperarse de una ruptura, porque cada persona necesita pasar por su propio periodo de duelo y, durante éste, son muchos los factores que entran en juego (por ejemplo: autoestima, razones de la ruptura, duración de la relación, implicación o dependencia hacia la otra persona, que haya hijos de por medio, etc.).

Pero, al final, no es el tiempo quien consigue superarlo, sino uno mismo, por medio del esfuerzo y la predisposición para seguir adelante. Sino, pueden pasar años y no avanzar nada. Realmente debes querer soltar y hacer el esfuerzo para conseguirlo. Eso implica sufrimiento, tristeza, rabia, nostalgia y frustración.

Pero debes permitirte experimentarlo,  y pensar que es el camino para aprender a pensar más en ti que en la persona que ya no quiere seguir a tu lado. Si bien debes tener paciencia y no forzar la situación. Esto es un proceso. Para forjar un hábito se necesita un periodo de adaptación y aprender a rehacer tu vida y descubrir cómo vivir sin esa persona, también puede considerarse como un nuevo hábito.

3. No guardes rencor ni malas energías

El objetivo es seguir adelante y, para ello, debes dejar atrás los resentimientos, reproches y rencores. En este tercer paso sobre cómo olvidar al amor de tu vida, un buen ejercicio podría ser traer a colación los buenos momentos que viviste con tu expareja.

Puede parecer contradictorio, pero el objetivo es asumir que, aunque se haya terminado, dicha relación te ha proporcionado experiencias y aprendizajes que perdurarán de por vida. Valora esos momentos y olvídate de resentimientos innecesarios, que sólo te hacen daño. Para llegar a este paso algunas personas necesitan primero pasar por lo negativo, es decir, no querer saber de esa persona, sólo ver lo negativo y querer soltar.

4. Se racional

Tienes que tratar de pensar con la cabeza en lugar de con el corazón, es decir, guiarte por la razón en lugar de por impulsos generados por la desesperación. Debes evitar las falsas esperanzas y no engrandecer a tu expareja, pensando cosas como que nunca encontrarás a nadie mejor que él o ella. Eso, sin duda, ni tú ni nadie lo sabe. Pero lo que si sabes seguro es que, realmente, esa persona no es el amor de tu vida, pues si no, no se iría.

De hecho, si crees que es una gran persona, no tienes que dejar de pensar así, ni tratar de que te caiga mal, sino alegrarte de haber podido estar a su lado y quedarte con las cosas buenas.

Todas las personas vienen a nuestra vida para aportarnos algo y el aprendizaje y autocrecimiento personal son un gran regalo, cuando te encuentres bien podrás llegar a agradecerlo, aunque ahora te cueste creerlo.

5. Deshazte de todo lo que te recuerde a esa persona

Lo mejor para tratar de olvidar y sanar es apartar de tu vista todo aquello que te haga recordar a esa persona, al menos, mientras sigas teniendo sentimientos hacia ella. Elimina las conversaciones y fotos que tengas en el móvil, retira los objetos y recuerdos que tengas de él o ella por casa, y no lo busques en redes sociales ni lo llames, si no quieres descubrir o escuchar cosas para las que no estás preparado.

6. Comienza nuevos proyectos o pasatiempos

En definitiva, se trata de distraerte. De esta forma, dejarás de pensar todo el tiempo en esa persona, centrarás tu atención en otros asuntos que sí están presentes. Es posible que, al principio, te cueste hacerlo e, incluso, trates de poner excusas, pero es en este momento cuando debe aparecer tu determinación y debes esforzarte por no caer.

La intención es conseguir descubrir hobbies o involucrarte en nuevas experiencias y proyectos que te ayuden a salir al mundo exterior, a redescubrirte, a encontrar sitios nuevos, conocer gente nueva, vivir nuevas experiencias… Así, cuando te des cuenta, el tiempo habrá pasado más rápido y es posible que aquel dolor que sentías sea cada vez menor, o se haya disipado.

Cualquier elección es válida: hacer deporte, apuntarte a clases de pintura, baile, inglés, viajar si te lo puedes permitir, hacer manualidades, cocinar, escribir un diario, hacer voluntariado, etc.

7. Fomenta las relaciones sociales

Este paso para saber cómo olvidar al amor de tu vida está relacionado con el anterior, ya que si te esfuerzas por hacer cosas nuevas, muchas de ellas implican relacionarte. De hecho, muchas veces esa es la razón de que no apetezca llevar a cabo dichas actividades, es decir, para evitar socializar.

La cuestión es que, conocer gente nueva, o seguir relacionándote con tus amistades, será uno de los mayores apoyos para poder olvidar al amor de tu vida. Porque evitarás estar solo, sumergiéndote en tus pensamientos, te entretendrás con otras personas afines y, además, te estarás exponiendo a diferentes perspectivas, que te pueden aportar mucho para descubrir como avanzar.

Entiende tus pensamientos negativos y no le des más importancia de la que tienen. Recuerda: sí eres capaz de relacionarte, sí puedes volver a ser tú mismo, sí estas preparado para pasar página, sí vas a caer bien, sí eres importante, sí tienes mucho que aportar y, sobre todo, sí te mereces tener la oportunidad de volver a empezar.

8. Deconstruye el significado que nos han inculcado del amor

Muchas de las enseñanzas y perspectivas sociales que existen sobre el amor, tienden a dramatizar y exacerbar lo que sucede en este contexto. Se prioriza lo emocional por encima del razonamiento y de lo natural.

Y, al final, cuando se produce alguna situación negativa, como es una ruptura, estas perspectivas no ayudan a saber reaccionar adecuadamente, sino que intensifican la desesperación, la pena, y los comportamientos irracionales en general.

Nos estamos refiriendo al concepto de amor romántico, que inculca ideas como la incapacidad de vivir sin la otra persona, o que el sufrimiento es normal si se ama. Ideas que, sin lugar a dudas, son completamente desmontables, ya que nadie es de nadie y cada persona es libre y tiene su propio poder de decisión.

9. Permítete volver a sentir

No te reprimas. Trata de rodearte de cosas positivas, consiéntete y no te cierres a la oportunidad de volver a sentirte bien, ya sea por medio de tu felicidad personal, o bien conociendo a una nueva persona especial.

En este último caso, no establezcas comparaciones entre tu expareja y los nuevos pretendientes, evita no abrirte a nuevas personas porque no quieres volver a pasar por una ruptura. Eso no debería ser una opción, porque significaría que estás evitando vivir. Los malos momentos forman parte de la vida y, de hecho, son los que más te hacen aprender y madurar.

10. Habla con un profesional

Si no consigues, por tu cuenta, los medios necesarios para saber cómo poder olvidar al amor de tu vida, aún tienes muchas opciones, aunque la más adecuada sería tratar con un profesional, como un psicólogo/a especialista en heridas emocionales.

Una persona capacitada para comprender cómo te sientes, y te proporcione desde un punto de vista objetivo, las medidas, pautas, directrices y/o ejercicios necesarios para crear en ti nuevas perspectivas, que te dirijan hacia tu objetivo: “cómo olvidar el amor de mi vida”.

¿Sabes que la felicidad aparece cuando comienzas a cuidar de ti mismo? Invertir en salud, en tu bienestar emocional, en paz mental… es el mayor paso que puedes dar para ser feliz. Por eso, desde el centro de la Psicóloga Patricia Garzón nos complace ayudar a todo aquel que está pasando por un mal momento.

Si este es tu caso, o conoces a alguien que pueda necesitar nuestra ayuda, puedes encontrarnos en Sevilla, y pedir una cita para ser atendido.