Cómo salvar mi matrimonio del divorcio: Recomendaciones

¿Sientes que lo vuestro no funciona? No sabes en qué punto, pero la magia se ha perdido y te planteas como puedes salvar tu matrimonio del divorcio antes que sea demasiado tarde.

En mi blog ya he hablado en muchas ocasiones de temas relacionados con terapia de pareja como:

En esta ocasión quiero centrarme en dar algunas pautas que pueden hacernos ver cómo se puede salvar un matrimonio del divorcio si enfrentamos los problemas a tiempo y con la madurez necesaria.

¿Estáis preparados para daros una oportunidad? Sigue leyendo.

6 pasos para salvar tu matrimonio del divorcio

Si estás leyendo esto es porque ya le has visto las orejas al lobo y te estás planteando cómo salvar tu matrimonio del divorcio.

En realidad, no hay una receta mágica que podamos darte ya que cada pareja es un mundo, pero si podemos orientarte sobre pequeños detalles que puedes cuidar si todavía se ven algunos brotes verdes en vuestra relación.

¡Toma nota! Y no dejes que vuestra historia de amor llegue a su fin.

Victimizarse no es la solución

Aquellas personas que no asumen sus problemas y sus responsabilidades y pasan el día quejándose siempre fracasan. Esto mismo, también ocurre en las relaciones cuando todo deja de ser de color de rosa y los problemas aparecen.

Son muchas las personas que tienden a echar balones fuera y no asumir su propia responsabilidad sobre lo que está fallando en su pareja.

Si lo que quieres es salvar tu matrimonio, tendrás que pensar qué es lo que estás haciendo tú mal antes de caer en los reproches. Seguro que si le das vueltas algo aparece, siempre hay algo que mejorar.

Descubre el origen de los problemas matrimoniales

Los celos, los problemas económicos o laborales son perfectas tapaderas que no nos dejan ver la realidad ni profundizar en el verdadero origen de los problemas.

Si queremos salvar nuestro matrimonio del divorcio, tenemos que averiguar las razones por las que se dan esta serie de problemas.

Por ejemplo, tras un hecho que normalmente no haríamos, el problema en realidad es lo que la ha  provocado. Falta de comunicación, falta de satisfacción sexual, abandono emocional y un sinfín de causas pueden estar detrás y puede que las estés obviando. Los problemas en la pareja siempre son cosa de dos, si uno de ellos actúa mal es responsabilidad de ese uno. Hay explicación pero no es justificación.

Mejorar la comunicación

Si algo te molesta de tu pareja mejor no te lo calles, díselo de forma tranquila y con argumentos. De la misma forma que tienes que estar abierto a escuchar y a empatizar con el otro sobre lo que siente y la manera en la que valora nuestra aptitud.

Por otro lado, es importante que los gritos y las faltas de respeto no tomen posesión de la pareja. Hablar en momentos que estéis más tranquilos en los que podáis sacar conclusiones claras sobre vuestros problemas.

Hacer actividades juntos

Una de los mejores consejos para los que se estén planteando cómo salvar su matrimonio del divorcio es que recuperen aquello que en su día encendió la llama de la pasión.

Para que una pareja funcione tienen que construir un espacio en común. Momentos únicos que pasen solos, sin presencia de familia, niños o amigos.

El paso de los años, la rutina y los problemas hacen que esta parte se descuide y finalmente, a penas pasen tiempo juntos y cada vez os alejéis más.

Para recuperar ese amor de antaño lo mejor es que volváis a tener esas citas que os enamoraron, esos viajes inolvidables y esas actividades que compartíais y que hacían que el tiempo pasase volando.

No dejes que la rutina mate aquello tan bonito que un día construisteis.

Plantea una separación temporal

Aunque puede sonar a contradicción, a veces para volver a encontrarse es mejor alejarse por un tiempo.

Sin duda, esta es una prueba de fuego que no muchas parejas superan, ya que dependiendo del momento en el que tomes distancia te darás cuenta de si lo vuestro tiene solución o no.

Con esta decisión los dos entenderéis mejor las consecuencias que un divorcio puede traer a vuestras vidas, además tras ese periodo de calma seguro que sois capaces de enfrentaros mejor a la realidad y tomar la decisión correcta.

Uno de los factores de riesgo de esta práctica es el entorno que rodea a la pareja. Debéis tener claro a quien se lo vais a comunicar y lo debéis decidir entre los dos.

Un consejo es que lo contéis a quien realmente sepáis que no os va a juzgar o sentenciar por tomar una decisión u otra. A menudo las personas  tienden a hacer juicios de valor que no ayudan en nada en esos momentos a salvar un matrimonio, más bien lo enfangan.

Acude a terapia de pareja

A veces encontrar la solución sobre cómo salvar vuestro matrimonio del divorcio es complejo y no podéis llegar a ella por vosotros mismos.

Un especialista en terapia de pareja puede ayudaros a que encontréis el foco de vuestros problemas y empezar a encaminaros hacia el entendimiento.

Una de las ventajas de tomar esta decisión es que, con la ayuda de vuestro terapeuta, aprenderéis a comunicaros y a empatizar con el otro; una de las claves de cualquier relación.

¿Quieres salvar tu matrimonio del divorcio? Seguro que todavía estáis a tiempo de volveros a encontrar. Si necesitas ayuda profesional no dudes en ponerte en contacto y te ayudaré a encontrar esa química que un día perdisteis.