¿Cuál es el origen del comportamiento obsesivo compulsivo? ¿Cómo se manifiesta?

¿Te has parado a pensar si muchas de tus acciones cotidianas están marcadas por ideas fijas obsesivas propias de un comportamiento obsesivo compulsivo?, ¿quieres saber más sobre estas conductas que te pueden estar limitando?

Si tienes este problema, o crees que alguien de tu entorno se encuentra en esta situación, continua leyendo este artículo para saber qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo, cuáles son sus síntomas y como poner remedio a este padecimiento que según la OMS, está dentro del catálogo de enfermedades más invalidantes para quienes lo sufren.

El comportamiento obsesivo compulsivo tiene su origen en un tipo de trastorno mental, denominado Trastorno Obsesivo Compulsivo, generado en su base fisiológica por un problema neurológico en combinación con otra serie de factores causales desencadenantes.

Pero para empezar lo primero es saber qué es exactamente el Trastorno Obsesivo Compulsivo, y con qué síntomas se manifiesta.

Qué es el Trastorno Obsesivo compulsivo

El Trastorno Obsesivo Compulsivo es un tipo de enfermedad mental que tiene su base en la producción de ideas fijas obsesivas acompañadas por una gran ansiedad generalizada, que deriva en aprensión, temor, e inquietud.

El intento de reducir y calmar la ansiedad derivada de los pensamientos obsesivos, genera una serie de conductas rituales repetitivas que pueden ser reconocidas por observación y constituyen un comportamiento obsesivo compulsivo.

Causas del Trastorno obsesivo compulsivo

El origen del comportamiento obsesivo compulsivo está en el trastorno del mismo nombre del que aún no se conocen con precisión sus causas, aunque si algunos de los factores que pueden ser desencadenantes o intervienen en el desarrollo de esta enfermedad.

Entre las bases biológicas que se han identificado en el desarrollo del síndrome de TOC, se ha comprobado que quienes lo padecen, presentan alteraciones en la secreción de serotonina, que es un neurotransmisor que actúa regulando el ánimo, conductas como la impulsividad o la agresividad.

comportamiento obsesivo compulsivo

Las alteraciones en el nivel de esta hormona producida en el cerebro, hacen que la trasmisión de información entre neuronas sea más lenta, en las personas que padecen Trastorno Obsesivo Compulsivo.

Por último se ha constatado que las personas que padecen el trastorno TOC, también presentan alteraciones en el lóbulo frontal cerebral y la existencia de un componente genético, del que aún no se sabe todo.

En el TOC, comportamiento obsesivo compulsivo, no sólo se han identificado bases fisiológicas, sino que también se encuentran asociados determinados acontecimientos desencadenantes, como pueden ser la muerte de un ser querido, un divorcio, algunas enfermedades graves propias o de familiares, haber recibido una estricta educación en la etapa infantil, u otro tipo de eventos traumáticos.

Por tanto actualmente, el comportamiento obsesivo compulsivo se explica por la combinación de una serie de factores biológicos y sociales.

¿A qué edad aparece el Trastorno obsesivo compulsivo?

Habitualmente las personas que presentan un comportamiento obsesivo compulsivo, empiezan a manifestar de forma progresiva conductas diferentes desde la infancia y adolescencia. También hay casos en los que el trastorno aparece de forma intensa y repentinamente a raíz de algún hecho traumático o ante un momento de gran estrés.

Raramente los trastornos obsesivos compulsivos desaparecen de forma espontánea, ya que se trata de una enfermedad crónica y con evolución progresiva, en la que se pueden apreciar periodos de mayor intensidad o de cierta mejoría, dependiendo de las circunstancias.

Sobre un 20% de los casos llegan a curarse totalmente, mientras que en el resto, se pueden reducir considerablemente los síntomas de TOC, aplicando tratamientos con medicación, psicoterapia, o combinando ambas.

Tipos de pensamientos que intervienen en el comportamiento obsesivo compulsivo

El comportamiento obsesivo compulsivo puede venir motivado por distintos tipos de pensamiento, tales como:

Fobias o temor al contacto, o la proximidad ante determinados animales, personas, o cosas, por una extremada sensación de asco, miedo a contaminarse, o intolerancia mental ante el significado que subjetivamente genera en la mente del que padece el síndrome de TOC.

Hipocondría producida por la idea de ser contagiado ante el contacto, o la presencia de algo o alguien, generando pensamientos obsesivos compulsivos sobre el hecho de que estas situaciones siempre derivarán en el padecimiento de una grave enfermedad.

comportamiento obsesivo compulsivo

El síndrome obsesivo genera pensamientos repetitivos desproporcionados y limitantes, sobre las imperfecciones que deterioran la propia imagen.

Otro pensamiento obsesivo que se pueden dar en la enfermedad de TOC, es el miedo a causar daño a las personas próximas ante impulsos agresivos irreprimibles.

Necesidad de lavarse compulsivamente las manos, ducharse continuamente, o realizar tareas de limpieza del entorno de forma desproporcionada, así como una exagerada obsesión por el orden, son parte de una actitud compulsiva.

El comportamiento obsesivo lleva a realizar comprobaciones repetitivas y constantes sobre todo, para tener controlada la seguridad en el entorno, como puede ser mirar cinco veces seguidas si se ha echado el pestillo de la cerradura, o se han cerrado las ventanas antes de salir.

Otro tipo de ideas repetitivas que también se da en personas con síndrome de TOC, es la necesidad de contar continuamente todos los objetos que les rodean en todo momento.

Los actos repetitivos en el comportamiento obsesivo compulsivo, se producen a modo de defensa ante los propios pensamientos y la ansiedad que estos generan, por lo que la persona puede llegar a comprender o reconocer que se trata de acciones absurdas, pero no puede evitarlas.

Síntomas del Trastorno Obsesivo Compulsivo

Entre los síntomas del Trastorno Obsesivo Compulsivo, existen pensamientos y conductas muy definidos, como los que se citan a continuación:

  • Tendencia al perfeccionismo, en donde no caben errores, y de ahí la necesidad de hacer revisiones constantes de todo, dentro del comportamiento compulsivo.
  • Necesidad de tener todo bajo control sin dejar lugar a ningún tipo de incertidumbre, por imposibilidad de asumir cualquier tipo de situación imprevista, o poco concreta.
  • Prevalencia de los pensamientos personales y su significado subjetivo con una gran rigidez mental, que ayuda a defenderse frente a las inseguridades.
  • Los enfermos con síndrome de TOC, presentan una excesiva preocupación sobre peligros potenciales, que además se magnifican exageradamente, sobreestimando las posibles amenazas.
  • Esquematización y cumplimiento de unas determinadas normas personales, para hacer todo de forma perfecta, que se aplican en todas las circunstancias, generando una responsabilidad sobre añadida y una ansiedad obsesiva.
  • Necesidad de controlar determinados pensamientos, para apartarlos de la mente.

Tratamiento del TOC, y comportamiento obsesivo compulsivo

Aproximadamente unas tres cuartas partes de los enfermos que padecen un comportamiento obsesivo compulsivo, mejoran con psicoterapia y medicación, mientras que en los tipos de TOC  más graves son necesarias otro tipos de terapias entre las que se incluyen nuevos tratamientos para el TOC.

comportamiento obsesivo compulsivo

Además existen otros condicionantes a la hora de obtener buenos resultados en el tratamiento para el Trastorno Obsesivo Compulsivo, en función del grado de cumplimiento de las pautas indicadas por el psicoterapeuta y la medicación administrada por el psiquiatra, o en casos de que el trastorno venga asociado a otros como una depresión, deficiencia mental, o ante el consumo de drogas o alcohol.

Psicoterapia para tratar el comportamiento obsesivo compulsivo

A través de las herramientas que aporta la psicoterapia EMDR se consigue reducir el comportamiento obsesivo compulsivo en los enfermos que manifiestan conductas compulsivas de tipo ritual.

La psicoterapia ayuda a estas personas a aprender a manejarse frente a las situaciones temidas evitando sus respuestas habituales.

Tratando los problemas desde la perspectiva de la percepción objetiva, la psicoterapia EMDR, ayuda a quienes responden con un comportamiento compulsivo frente a los pensamientos que originan este medio defensivo.

Y ahora que ya sabes en qué consiste el comportamiento obsesivo compulsivo, cuáles son sus síntomas y por qué se produce, si necesitas ayuda para un caso concreto, te recomendamos solicitar una primera consulta para establecer un diagnóstico, y poder aplicar un tratamiento para el TOC, con el que recuperar una vida más plena y satisfactoria.