Diferencia entre narcisista y psicópata

¿Cuál es la diferencia entre narcisista y psicópata?

Como veremos más en adelante en este post, estas dos patologías comparten más de una característica en común. Este tipo de personas están muy integradas en nuestra sociedad y por tanto, es importante reconocer cuándo alguien que estamos tratando presenta rasgos de una persona con un trastorno de la personalidad narcisista.

¿De dónde se origina su comportamiento? ¿Cómo podemos distinguirlos? En este post trataremos la base del narcisismo y la psicopatía y cómo reconocerlos.

En mi blog también podrás encontrar más contenido sobre psicología y los efectos que la ansiedad o la baja autoestima pueden tener sobre nosotros. Si la temática de este post te es interesante, te recomiendo que cuando termines visites los siguientes:

¿Qué es el narcisismo?

El trastorno de la personalidad narcisista se define en personas, sobre todo, con una necesidad de atención y admiración desmesuradas.

La insuficiencia de atención proviene de la falta de seguridad en sí mismos y una autoestima baja, la cual se ha ido creando desde su infancia, en un ambiente desestructurado, de una exigencia desmedida o en el que nada es suficiente o válido.

Esto también se realiza desde la sobreprotección, “sin mí no eres nada” o “tú solo no vas a conseguir nada en la vida”. Esto afecta a la forma en la que se relacionan, pasando a crear problemas en muchas de las facetas de la vida personal del sujeto, como son el trabajo, las amistades, los estudios o la gestión de su vida personal.

Es cierto que puede haber personas más narcisistas que otras, es decir, hay diferentes niveles. Se trata de la insatisfacción excesiva de admiración o afirmación por parte de los demás. Necesitan a los demás porque para ellos no es suficiente aprobación por parte del otro, es insaciable.

Los niños perdidos acaban teniendo una reacción de huida, en este caso una vía de escape a aquello no saben manejar, que actualmente se denomina “UP”, buscando el aplauso y notoriedad social y la grandiosidad (Iñaki Piñuel), tratando así de encontrar todo ese amor/admiración incondicional que no consiguieron de pequeños.

Además, esa búsqueda de concepción desmesurada de sí mismo, no es más que una imagen, en contraste a su yo real, el cual internamente no logran aceptar.

Características del trastorno de personalidad narcisista

Diferencia narcisista y psicópata

Podemos reconocer de forma genérica a una persona con esta patología a través de las siguientes características:

  • Exageración de sus logros y talentos
  • Competitividad
  • Egoísmo
  • Falta de empatía
  • Arrogante
  • Competente
  • Monopolizar los temas de conversación
  • Problemas en la gestión de sus emociones y en sus relaciones con los demás, sobre todo a la hora de reconocer las emociones de las personas con las que están tratando
  • Perfeccionismo excesivo
  • No permiten la crítica o la frustración.
  • Sabelotodo
  • Orgulloso
  • Soberbio
  • Se compara continuamente
  • Esperar un trato diferenciador y se enfada en situaciones en las que no se da así.
  • Envidia hacia los logros o talentos de los demás llegando a sentir odio y desprecio.
>  Orientaciones para la gestión psicológica de la cuarentena por el Coronavirus

Son personas que tienden a eliminar de su vida relaciones que les pueda generar envidia o le hagan peligrar su estatus. Todo aquel que les haga ver sus errores o limitaciones les hará recordar su herida de infancia, en el que era humillado con su simple existencia, por lo que todo lo que no sea admiración incondicional irá fuera de su vida.

Aquel que comparte la vida con un narcisista es como un objeto que muestra ese valor de lo que se supone que es él mismo.

Suelen defenderse a través de la humillación, desprecio o maltrato y abuso de la persona que les hace sentir de esa manera. Es para ellos la única manera posible de hacer que la otra persona pierda poder y así ganarlo ellos. Este trato se realiza de forma sutil y progresivo.

Su fuerza es la mirada de admiración de otra persona y su base su EGO dañado.

Definición y características de la psicopatía

Se tiende a pensar que el psicópata es el típico que ponen en las películas (Hannibal Lecter): personas que asesinan, malas y sólo hay algunos en la sociedad. Lo cierto es que esos psicópatas existen, pero los que están más presentes en la sociedad son los llamados psicópatas integrados.

Aparentan ser personas normales, pero realmente nada tienen que ver con ello, más que su apariencia física. Es más, no suelen ser violentos físicamente. Lo que hacen es ir haciendo daño muy poco a poco emocionalmente hablando, hasta prácticamente destrozar la estima, la esencia o la energía de esa persona.

Para los demás todo esto parecerá imposible, puesto que de cara al exterior todo parece perfecto.

Una de las características de la psicopatía es el narcisismo, lo cual puede ser una de las razones por las cuales la diferencia entre narcisista y psicópata parezca tan pequeña. Sin embargo, no todos los narcisistas tienen porqué ser psicópatas.

Un psicópata es capaz de integrase en la sociedad y simular el comportamiento de las personas que le rodean, por lo cual es difícil de detectarlo. Sin embargo, siempre se mostrarán ajenos a las emociones de los demás, demostrando una gran falta de empatía cuando se relajan y sienten que ya te han dominado.

Un psicópata sí es capaz de saber distinguir entre malas y buenas acciones. Sin embargo, es su carencia de empatía lo que provoca su indiferencia hacia las consecuencias que dichas acciones puedan tener.

>  ¿Qué es y en qué consiste la Terapia EMDR?

Las características, a rasgos generales, de una persona con psicopatía, serían las siguientes:

  • Personas crueles despreocupadas por las emociones de los demás (malevolencia)
  • No sienten arrepentimiento cuando cometen algún error, al revés, disfrutan del dolor y daño que cometen a los demás
  • Son manipulativos (hackear la confianza base) y acaban produciendo en las personas estar alerta 24/7 y hacerte sentir celoso e inseguro, lo cual, luego será usado en tu contra.
  • Triangulación
  • No admitirán sus errores, a no ser que sea para conseguir algo más. Suelen reinvertir la culpabilidad hacia la persona que les acusa
  • No son recíprocos
  • Egoísmo y narcisismo
  • Agenda encubierta (maldad, oportunismo) Utilizan todo lo malo que te ocurre para hacerte aún más daño
  • Mentirosos patológicos
  • Maltrato, manipulación y abuso emocional
  • Muestran un carácter atractivo hacia los demás, siendo personas extrovertidas y magnéticas, pero solo a un nivel superficial
  • Ponen como prioridad sus necesidades frente a las de los demás
  • Reforzamiento intermitente
  • Reforzamiento/castigo

¿Cuál es la diferencia entre un narcisista y un psicópata?

Como habrás podido comprobar, un narcisista y un psicópata tienen una serie de rasgos en común, e incluso, una de las características de la psicopatía es el propio narcisismo. Sin embargo, estos no se tratan de lo mismo.

Distinto comportamiento y gestión de las emociones en psicópatas y narcisistas

La forma en la que un psicópata y un narcisista muestran y gestionan sus emociones no son iguales.

Un narcisista puede presentar emociones, realmente son personas que sufren mucho desde su infancia, sienten desde la completa euforia hasta la depresión o la ansiedad.  Realmente es una personalidad endeble, un yo dañado, un niño herido. Tienen conciencia y sentimientos.

Los narcisistas necesitan entender que el amor incondicional no se compra y aprender a darse ellos mismos ese amor, curando así su herida interna. Para ello se necesita mucho trabajo terapéutico de reestructuración interna y trabajo con sus partes del YO dañado. El problema es que no suelen venir de motu propio, pero SÍ tienen cura con terapia psicológica.

Por otro lado, los psicópatas no tienen conciencia ni tienen sentimientos u emociones, son parásitos emocionales y viven a costa de lo que no pueden tener ellos mismos, que es la energía de los demás.

Sólo son conscientes de lo que hace falta para aparentar ser “normales” dentro de la sociedad en la que viven y lo que muestran en todo momento son máscaras que nada tienen que ver con la persona que son en realidad.

Los psicópatas narcisistas. de momento, no se ha podido demostrar que tengan mejora ante terapia psicológica.

Diferencia narcisista y psicópata

El rol que toman en las relaciones

Ambos tipos de personas cuando se relacionan están buscando conseguir un beneficio por parte del otro. Pero no las dos lo hacen de la misma manera, lo cual es otra diferencia entre un narcisista y un psicópata.

>  Características y tipos de maltrato

Ambos conseguirán a la pareja mediante manipulación emocional.

El narcisista haciendo creer a su pareja que no se vincula lo suficiente, que lo que ocurre es por su culpa o que no valora suficientemente lo que hace él/ella por ti. Para el narcisista, como comenté anteriormente, la pareja es como un objeto más que muestra ante el mundo, de lo que es capaz de conseguir. Una suma más a sus logros que puede mostrar para que le puedan seguir admirando.

El psicópata mediante máscaras que adaptará a la persona, según sus necesidades, haciéndoles creer que han encontrado el amor de su vida (la llamada alma gemela) y que todo lo que reciben de esa persona no puede ser mejor.

Buscan las promesas de redención de la pareja, para transformarse en ello que necesitáis, como salvadores de vuestras heridas. Tras ello, poquito a poco irán haciendo juegos psicológicos con la persona, como la llamada “Luz de gas”, en la que la persona pensará que está volviéndose loca.

Le separará de sus personas queridas, haciéndoles creer que no les vienen bien por mil motivos; triangulando con terceras personas para hacerles sentir insuficientes, inferiores o también haciéndoles creer que no tienen seguridad en sí mismas por estar dudando de ellos (reprimiendo emociones) y haciéndote creer que son ellos los víctimas y no tú (cuando para nada es así).

Para ellos la pareja es la energía que necesitan para vivir. Los narcisistas son carne de cañón para los psicópatas, pues saben perfectamente lo vulnerables que realmente son y qué máscaras poner ante ellos para dominarles. No son recíprocos, por lo que sólo dais y dais pero no vais a recibir nada a cambio.

Su reacción frente a malos actos

Como hemos visto anteriormente, un psicópata carece de emociones y empatía, por lo que al cometer un mal acto, no sentirá arrepentimiento y habrá ausencia remordimiento hacia sus acciones.

Por otro lado, el narcisista, en lugar de no disponer de esas emociones, culpabiliza a factores externos o a terceras personas, cuidando así su imagen.

Ansiedad o miedo al fracaso

Uno de los rasgos más característicos del narcisista es que para sanar su herida tiende al crecimiento y con ello tiene grandes ambiciones, así logra la admiración y reconocimiento, al mismo tiempo que un marcado miedo al fracaso o llegar a la cumbre de su éxito.

¿Por qué? Porque al llegar a esa cima se podrán dar cuenta de que realmente ahí tampoco está su mejoría. Tienen un gran temor por que su imagen se vea dañada.

El psicópata, ya que carece de esas emociones, su personalidad no está marcada ni por la ansiedad ni el miedo y no tienen obstáculos emocionales a la hora de ponerse en situaciones de riesgo o peligro.

Si quieres conocerte mejor y saber qué es lo que no está funcionando, puedes ponerte en contacto conmigo.