Dolor en el pecho por ansiedad

Los síntomas físicos que pueden aparecer con una crisis de ansiedad son numerosos, variando en función de la persona que lo padece y la situación. Pero el dolor en el pecho por ansiedad suele ser uno de los signos que más se manifiesta, así como uno de los más molestos y que más tiende a asustar a quien lo sufre.

Esto es así, posiblemente, porque los dolores en el pecho también pueden estar relacionados con problemas cardiovasculares, como los infartos. Además, si no se conoce la causa de este síntoma, es probable que el desconocimiento nos impida gestionarlo adecuadamente.

A lo largo de este post, podrás conseguir mayor información sobre el dolor en el pecho por ansiedad, en referencia a su significado, sus causas y, lo más importante, sobre su tratamiento.

¿Qué es el dolor en el pecho por ansiedad?

La ansiedad es una respuesta natural de nuestro cuerpo, que se activa a modo de mecanismo de defensa, frente a algún factor percibido por la persona como una amenaza. Así, cuando se hace referencia al dolor en el pecho por ansiedad, se está hablando de la percepción del dolor como consecuencia de la somatización frente a un estado ansioso.

Esta aflicción se experimenta como una sensación punzante en diferentes partes del torso y, en general, suele durar unos pocos minutos. Asimismo, el dolor en el pecho por ansiedad suele aparecer junto a otros síntomas, tales como la sensación de perder el control o la hiperventilación.

>  Alcohol y ansiedad: ¿Cómo se relacionan?

Dicho esto, es importante establecer la diferencia entre el dolor en el pecho por ansiedad y el dolor en el pecho causado por un problema cardíaco, pues suelen confundirse con frecuencia. Así, en cuanto al segundo supuesto mencionado, el dolor es más específico, concentrándose en la zona central del pecho y en el brazo izquierdo, junto a latidos cardíacos irregulares y la disminución del bombeo del corazón.

Pero no suelen aparecer síntomas como la hiperventilación o la pérdida de control, como en el caso de la ansiedad. Asimismo, por ejemplo, existen ejercicios y técnicas de respiración, que sirven para aliviar los dolores en el pecho por ansiedad, en cambio, frente a un ataque al corazón este dolor no varía.

Causas del dolor en el pecho por ansiedad

Los altos niveles de ansiedad son los causantes de este síntoma, derivado de la somatización a causa de distintos factores fisiológicos, que activan el organismo para prepararle frente a la amenaza.

Así, se activa el sistema nervioso, aparecen las palpitaciones o la hiperventilación y los músculos se tensionan, lo cual puede generar la aparición de dolor en distintas partes del cuerpo y, en concreto, destaca la zona del pecho.

dolor-en-el-pecho-ansiedad

Cómo tratar el dolor en el pecho por ansiedad

Estos son algunos consejos que puedes poner en práctica para tratar de reducir el dolor en el pecho por ansiedad:

Relativizar el problema

¿Está en tu mano cambiar la situación que te hace sufrir ansiedad? Si respondes a esta pregunta de forma afirmativa, entonces debes tratar de trazar un plan que te ayude a cambiarlo.

Por el contrario, si no tienes control sobre el problema, lo más adecuado es que lo cuestiones, tratando de restarle valor, afrontándolo y sopesando si de verdad dicho problema es tan grave como lo expresas.

>  La ansiedad no me deja comer, ¿qué hago?

Gestiona tus pensamientos

Se trata de asumir el control sobre tu mente, tus pensamientos y tu forma de gestionar la ansiedad. Obviamente, esto es un proceso y necesitas practicar para conseguir resultados, tanto durante una crisis como cuando estés en calma.

Concretamente, durante una crisis de ansiedad, primero tendrás que entender lo que te está pasando: es ansiedad, ha aparecido por algo y tú sabes ese algo (carga emocional negativa), estás mal y es normal que no te gusten esas sensaciones, pero no te vas a morir.

Es importante tratar de desviar tus pensamientos, inculcarte pensamientos positivos tratando de evitar otras ideas más catastrofistas, y recordar que se trata de una situación pasajera y que pronto terminará. Recuarda que, cuanto más relajado/a estés, más controlas.

Por otro lado, es importante que asumas lo que te sucede y trates de afrontarlo, indagando en tu interior sobre qué es lo que puede estar desencadenando tu ansiedad.

Ejercicios de relajación

Para tratar de relajarte hay diferentes métodos, como el mindfulness o la meditación, aunque más allá de la técnica o práctica que elijas, lo importante es que te sientas cómodo/a con lo que hagas.

Controlar la respiración

También se puede considerar como un ejercicio de relajación, pero merece una mención aparte, pues esto ayudará de forma considerable a reducir el dolor en el pecho por ansiedad en plena crisis.

Para ello, y a sabiendas de que será complicado, la clave está en centrarse en la respiración mientras se realizan inhalaciones lentas y profundas (esto es conocido como respiración diafragmática).

dolor-pecho-ansiedad-remedios

No obstante, lo que realmente servirá para mitigar y hacer desaparecer los dolores en el pecho por ansiedad será atender a la causa principal que lo desencadena, es decir, la ansiedad en sí misma. Para ello, existen distintos tratamientos, que siempre deberán ir de la mano de un experto.

>  Ansiedad y soledad ¿cuál es su relación?

Por mi parte, como psicóloga experimentada, te recomiendo que no hagas uso de las terapias farmacológicas de primera mano. Lo ideal es que te pongas en contacto con un profesional que sepa ayudarte a gestionar tu ansiedad.

Es probable que con la atención y las pautas correctas consigas mejorar tu calidad de vida, y aprendas a gestionar este trastorno, haciendo que tus dolores en el pecho por ansiedad desaparezcan, o bien reduzcas su impacto.

Así, si necesitas combatir tus problemas de ansiedad con la ayuda de un profesional, desde mi gabinete de psicología puedo ayudarte a encontrar los mecanismos para vencer la ansiedad, a través de un tratamiento personalizado, ya sea de forma presencial en mi consulta en Sevilla, o bien mediante una terapia de ansiedad online.

Por último, ¿estás interesado/a en obtener más información en relación a la ansiedad? En ese caso, no te olvides de pasar por el blog, donde encontrarás otros post como los que te recomiendo a continuación: