Dualismo y Psicología

El dualismo y la psicología han mantenido una relación estrecha desde los inicios de esta última. El pensamiento dualista ha condicionado la forma en la que se estudia la mente humana y también cómo se tratan los diversos problemas que puedan afligirla.

¿Cómo ha afectado esta corriente filosófica a nuestra forma de pensar el mundo? ¿Y a nuestra civilización? En este post exploraremos las consecuencias que tuvo el dualismo en la psicología y en la terapia psicológica.

¿Qué es el dualismo?

El dualismo es una corriente filosófica que divide “mente” y “cuerpo” en dos categorías totalmente separadas e independientes la una de la otra.

De esta forma, distinguimos entre la mente como una sustancia inmaterial y pensante y en cuerpo como una sustancia material pero sin capacidad de pensamiento. De esta manera la mente representa la parte consciente, dominante sobre el cuerpo y de razonamiento. Por otro lado, el cerebro representa la parte física, la cual no tiene conciencia, aunque sí memoria.

Tipos de dualismo

Hay varios tipos de dualismos o corrientes filosóficas de dualismo, entre las cuales podemos destacar las siguientes.

El dualismo platónico

Platón es uno de los filósofos más conocidos dentro de la corriente del dualismo, donde determinaba la relación que mente y cuerpo establecían entre sí. En su teoría, el cuerpo actúa como la cárcel de la mente, el cual la mantiene en el mundo físico. El alma lo que busca es librarse de ese enlace con el cuerpo y volver al mundo inmaterial.

>  12 recomendaciones para aumentar tu autoestima

Dualismo cartesiano

El dualismo cartesiano ha tenido una mayor influencia sobre la psicología, y es el que ha influido más en la modernidad. En él, se percibe al cuerpo como una máquina y la mente como la racionalidad. En él, el lugar en el cual mente y cuerpo se comunican se encontraba en la glándula pineal.

A través de la duda metódica, llega a la conclusión de que el cuerpo es percibido a través de los sentidos, los cuales no siempre tienen por qué ser certeros, haciendo del cuerpo algo dudable.

Por otro lado, situaríamos la mente, la razón, de la cual nos es imposible dudar a causa de nuestro propio pensamiento, como su famosa frase explica “Pienso, luego existo”.

De esta manera, cuerpo y alma deben ser dos entidades totalmente separables. En este caso, el alma es el pensamiento y el cuerpo no necesita de nada que lo anime (en contraposición a lo que creía Platón). El cuerpo, por tanto, está compuesto por una serie de mecanismos que lo convierten, como hemos indicado anteriormente, en una máquina.

Epifenomenismo

El epifenomenismo es otra corriente filosófica que afirma que la actividad de la mente o la conciencia es algo que surge del cuerpo. Sin embargo, la mente no es capaz de influir sobre el cuerpo.

Interaccionismo

Este es el tipo de dualismo clásico que sostiene que mente y cuerpo son entidades individuales pero que interaccionan entre sí. Para que este hecho tuviera lugar, debería encontrarse localizable dentro del cuerpo humano, lo cual no se ha hallado todavía en el cerebro y permanece aún como un caso abierto.

>  No tengo pareja y me siento solo o sola, ¿qué puedo hacer?

¿Cómo afecta el dualismo a la psicología? ¿Cuáles son las consecuencias que tiene en la psicología?

dualismo cartesiano

El dualismo y la psicología se han ido relacionando de distinta forma a lo largo de la historia. En la modernidad, inconscientemente tendemos a emplear un método de análisis dualista, lo cual plantea un problema para la psicología.

En psicología, el dualismo ha afectado a la forma en la que se estudian y tratan los trastornos dentro de los pacientes. De algún modo, la mente se muestra como algo inalcanzable e imposible de tratar, por lo que el objeto de estudio que debemos tomar como referencia es el cerebro.

Uno de los grandes problemas del dualismo y la psicología es el poder llegar a explicar la relación mente-cuerpo. Cómo se relacionan nuestros pensamientos, recuerdos y actividades mentales con el mundo de los objetos.

Poco a poco se van encontrando corrientes más integradoras, en las que se ve el cuerpo como un todo, en el que todo está relacionado.

Problemas que plantea el dualismo en la psicología

Si mente y cuerpo están separados, ¿cómo es posible entonces la psicología? ¿De qué manera se debe estudiar la mente humana? ¿Es algo individual que debe tratarse por separado o solo podemos acceder a ella a través del cuerpo (cerebro)?

El dualismo fue una corriente filosófica que supuso una serie de problemáticas para el campo de la psicología, y ha sido muchas veces descartado por la ausencia de un punto de unión entre ambas individualidades.

El rechazo del pensamiento dualista

Más adelante, con el avance de la psicología, el dualismo comenzó a ser cuestionado, de forma que la mente dejó de verse como una entidad individual a la del cuerpo. Este tipo de corriente se conoce como monismo, el cual podemos dividir en monismo materialista (la materia es el principio del mundo) o el monismo idealista (el fundamento de todos los fenómenos está en la mente, el espíritu).

>  Diferencia entre narcisista y psicópata

Aunque el dualismo haya sido rechazado, nos es difícil en la modernidad olvidar este tipo de pensamiento y no dejar que influya nuestra forma de entender la psicología. Es común ver como muchas corrientes psicológicas basan sus principios en estos hechos, haciendo una mayor introspección en la mente humana, tratándola como algo individual al cuerpo.

Sin embargo, a pesar de la introducción del monismo en nuestras corrientes de pensamiento, seguimos sin encontrar una respuesta adecuada para el problema mente-cuerpo.

El EMDR, una técnica innovadora

que es el dualismo psicología

La técnica del EMDR es conocida mundialmente por tratar patologías causadas por un estrés postraumático. Cualquier tipo de herida emocional, es decir, que lo que te haya pasado en el futuro siga presente de forma consciente o no, en el presente. Es interesante mencionarla en este post ya que, a través de la estimulación bilateral visual, auditiva o tapping somos capaces de estimular y conectar ambos hemisferios del cerebro y emular la fase REM del sueño, que es cuando llegamos a los recuerdos inconscientes, esta vez de forma consciente, para aprender a ver y sentir de forma sana aquello que nos estaba impidiendo estar en paz.

Esta rama de la psicología muestra cómo a través de la desensibilización y reprocesamiento, somos capaces de modificar las creencias y emociones ancladas o bloqueadas y recuperar y ver los recuerdos de diferente forma.

Si te gustaría saber más sobre este tema en concreto, te animo a que explores el resto de post de mi blog. En él podrás aprender más sobre psicología, el cuerpo y la mente humana.