El desprecio en la pareja. ¿Qué es y cómo detectarlo?

En una relación de pareja, pueden aparecer diversas actitudes negativas que lleven la relación por el camino de la separación. El desprecio en la pareja puede ser síntoma de este hecho. ¿Y las razones de por qué se produce el desprecio? En gran parte, dependen de cada relación, así como de las razones que tenga la parte de la pareja con esa actitud.

Si crees que esto puede estar pasando en tu relación, en este artículo vamos a intentar explicarte qué es el desprecio en la pareja, así como darte las claves para aprender a detectarlo, y empieces a sanar heridas emocionales y recuperar la alegría de vivir.

¿Qué es el desprecio en la pareja?

Los actos de desprecio, en mayor o menor medida, infringen daño sobre la persona a la que van dirigidos. Según John Gottman, psicólogo de la Universidad de Washington, se trata de uno de “los cuatro jinetes predictores de la separación”, se manifiesta en actitudes agresivas y de falta de respeto contra la pareja.

El ser humano quiere agradar y ser aceptado por los demás. Por tanto, cuando nos sentimos despreciados tendemos a sentirnos vacíos y desmoralizados. De hecho, sufrir este tipo de ataque, y más por parte de una persona a la que quieres, suele afectar al estado de ánimo y la autoestima, e incluso, generar problemas de ansiedad.

Y si no se soluciona, es probable que las secuelas permanezcan en el tiempo, e impidan o dificulten a la persona afectada establecer relaciones futuras. A veces, se trata de una situación oculta, en el sentido de que se asumen los actos de desprecio como algo normal y no se les da importancia.

No obstante, las intenciones de quien desprecia son las de restar valor a la otra persona y tienden a hacerse de forma consciente e intencionada. Y de ser así, estamos hablando de maltrato psicológico y emocional, por lo que no debe ser permitido en ningún momento y en el caso de que exista, erradicado.

Claves para detectar el desprecio en la pareja

Si bien los actos de desprecio dependen de cada situación, existen una serie de señales comunes, que pueden ayudar a que identifiques si existe el desprecio en tu pareja.

  • Faltas de respeto de cualquier índole: no respeta tu tiempo, se mete con tu aspecto, tu forma de hablar o tu forma de ser en general. Y utiliza esos detalles con intención de ridiculizar.
  • Críticas constantes: estrechamente relacionado con lo anterior. Te critica sobre cualquier cosa y hace juicios de valor sobre todo lo que haces.
  • Falta de empatía: no se esfuerza por entenderte o saber cómo te sientes. No te apoya en los momentos difíciles, ni le da importancia a tus sentimientos.
  • Muestras de superioridad: te trata con inferioridad, subestima tu opinión, se piensa que es mejor que tú. No te toma en serio y cree que su punto de vista es el único válido.
  • No le importa hacerte daño: existirá una situación de desprecio en la pareja si te está haciendo daño y, aún sabiéndolo, no le da importancia.

En definitiva, una premisa básica en una relación es el respeto. Tener pareja debe hacerte feliz, permitir que te sientas a gusto y en confianza con la persona que has elegido para compartir tu vida. De no ser así, de sentir menosprecio y limitaciones, lo normal es pensar que algo falla y es imprescindible encontrar el problema.

Es común que este tipo de situaciones se produzcan cuando la parte de la pareja que desprecia quiere terminar con la relación y ha dejado de importarle la otra persona, tiene sentimientos negativos hacia él o ella y considera que así facilita la ruptura.

Pero lo cierto es que, recurrir al desprecio para ello, es una actitud infantil y demuestra que la madurez psicológica y emocional de esa persona es muy poco deseable. Lo normal y recomendable sería hablar de los hechos ocultos que sustentan ese desprecio.

¿Cómo actuar ante el desprecio en la pareja?

Si eres consciente de lo que te está pasando, puedes llevar a cabo una serie de acciones con el fin de intentar remediar la situación. Trata de establecer una comunicación sosegada con tu pareja y dile cómo te sientes. Si ves que no es posible y ante tus explicaciones la otra persona no te respeta, es mejor que aceptes y no sigas con la relación.

Lo cierto es que, si tu pareja no tiene intención de cambiar su actitud contigo, no tiene sentido estar cerca de alguien que te hace daño y, aún siendo consciente, no hace nada por cambiarlo. Puedes probar a alejarte de esa persona y acercarte a la gente de tu alrededor en la que puedas apoyarte.

Lo más importante es poner a salvo tu salud emocional y psicológica, y recuperar tu autoestima. Para ello, no dudes en solicitar ayuda psicológica si lo consideras necesario. Sin duda, un profesional será capaz de enseñarte las claves para recuperar tu bienestar.

¿Desprecias a tu pareja?

Si eres tú el que crea el desprecio en la pareja, y eres consciente del mal que le estás haciendo, es primordial que actúes en consecuencia y pongas solución lo antes posible. Lo primero que debes sopesar es por qué te comportas así, por qué demuestras que no aguantas a tu pareja.

Es posible que se trate de razones que aún no te habías planteado, porque has preferido ocultar tus sentimientos a enfrentarte a ellos, y se han acabado manifestando de una forma muy poco ética y saludable.

En segundo lugar, deja de despreciar a tu pareja y pide disculpas, y esfuérzate en que no se vuelva a repetir. Y si ambas partes estáis dispuesta a continuar con la relación, y queréis volver a estar bien en pareja, debéis dejar atrás los resentimientos y poner en valor la comunicación y la igualdad.

Llegados a este punto, la terapia de pareja también puede ser una buena solución para arreglar la relación. Dar la oportunidad de que un profesional analice de forma objetiva la relación y la manera que tenéis de trataros, de pensar del uno del otro, etc., para intentar dar con la solución.