¿Qué es una fobia? Las 10 más comunes

¿Quién no ha sentido miedo alguna vez ante una determinada situación? ¿Quién no se ha sentido nunca acorralado dentro de un espacio muy pequeño? ¿Quién no ha evitado pasar a ver las serpientes en el zoo porque le dan miedo? Todos estos síntomas que puede experimentar una persona, ya sea un niño o un adulto, pueden desencadenar una fobia el día de mañana.

Esa sensación de miedo que sufren los niños cuando les da miedo dormir solos por las noches porque no hay luz, cuando les da miedo subir o bajar en ascensor, cuando se agobian si se asoman por una ventana que se encuentra en un edificio muy alto…etc. Todos estas situaciones a las que nos podemos enfrentar de pequeños  pueden hacer que cuando seas mayor se conviertan en temores, en miedos, en fobias. Dependerá de si estas situaciones nos generan ansiedad o ataques de pánico en algún determinado punto o no.

A continuación, vamos hablar de que es una fobia y de cuáles son las fobias más comunes y habituales que muchas personas sufren pero no lo catalogan como tal.

¿Qué es una fobia?

Una fobia se puede definir como un miedo intenso a algo que realmente no representa un peligro. Muchas veces estos miedos pueden ser los insectos, miedo a estar en espacios cerrados, miedo a las alturas, miedo a volar…etc. Podemos decir que existen multitud de fobias y la gran mayoría de ellas se han desarrollo en el periodo del a infancia, pero también es posible que se desencadenen en la edad adulta.

¿Cuáles son los síntomas que desencadenan las fobias?

Cuando una fobia es muy intensa, los síntomas que provoca pueden llegar a incapacitar a la persona en ciertos aspectos de su vida, por ejemplo en las fobias a los espacios cerrados o a los lugares llenos de gente.

Los síntomas pueden ser de dos tipos, físicos o emocionales. Por un lado, los síntomas físicos  a causa de una fobia en muchos casos pueden llevarte a dejar de respirar, a sufrir taquicardias a sentir una sensación de presión en el pecho, tener temblores, dolor de estómago, sudoración intensa, entre otros muchos.

Por otro lado, los síntomas emocionales son ansiedad o ataques de pánico, ganas de escapar, miedo a perder el control, sentir que vas a morir e incapacidad para controlar el miedo.

Fobia

¿Existe alguna forma de controlar una fobia?

Para poder controlar una fobia existen distintas técnicas que pueden abarcar desde métodos de choque, donde la persona se expone directamente al miedo para poder superarlo y otro método puede ser la programación neurolingüística.

También puedes tratar de controlar tus fobias con algunos de estos consejos, que si los aplicas bien, te ayudaran a relajarte en estos momentos de estrés tan intenso y a tener controlada la situación:

  1. Lucha contra pensamientos negativos: Cuando entramos en un estado de ansiedad, los únicos pensamientos que se nos vienen al a cabeza son negativos. Para superarlo, te recomendamos que lo escribas en un papel, y cuando te encuentras en una situación que te provoque ansiedad, lo recuerdes e intentes transformarlo en algo positivo para evitar entrar en un estado de shock.
  2. Hazle frente a tus miedos: Una de las formas más efectivas de poder superar una fobia es exponerse a ella en una situación controlada y en la que te sientas seguro, repetidas veces. Lo que conseguiremos con esta práctica es aprender a controlar el miedo y la ansiedad que nos genera una determinada situación.  Con cada exposición te sentirás más seguro y serás capaz de autocontrolarte. Es importante que tengas en cuenta a la hora de afrontar tus miedos que debes tener mucha paciencia y mentalizarte con anterioridad.
  3. Pon en prácticas técnicas de relajación: Si eres una persona que sufre ansiedad a causa de una fobia, otra de las formas que te pueden ayudar a calmarte en esas situaciones es la relajación.

El practicar técnicas de relajación de forma diaria te va a ayudar a calmarte y relajarte cuando te sientas expuesto a una fobia.  Siéntate con la espalda recta, con una mano en el pecho y otra en el estómago y respira lentamente por la nariz, contando hasta cuatro.

Aguanta la respiración mientras cuentas hasta siete, y exhala por la boca contando hasta ocho. Expulsa todo el aire que puedas mientras contraes los músculos abdominales. Repite este ciclo hasta que te sientas relajado y tranquilo.

¿Cuáles son las fobias más comunes?

Existen muchas fobias que en cada persona se manifiestan o reaccionan de forma diferente. Algunas de las más comunes son:

Aerofobia

Por aerofobia se entiende el miedo a volar en un avión o en cualquier vehículo a través del cual levantes los pies del suelo. Este miedo psicológico provoca problemas de nervios y ansiedad que te van a impedir viajar.

Acrofobia

Por acrofobia, se entiende el miedo a las alturas. Por miedo a las alturas nos referimos a asomarse por una ventana o un balcón con una altura considerable aunque no haya peligro aparente. La sensación que experimenta la persona que sufre esta fobia es una sensación de vértigo y angustia.

Agorafobia

Con agorafobia nos referiremos al miedo a los lugares abiertos. Al igual que existe un miedo a los espacios abiertos, también está su contrario, miedo a los espacios cerrados. Las personas que sufren agorafobia sienten que al estar en un lugar lleno de gente no pueden ser vistos y no van a recibir ayudar en caso de una situación de peligro.  La agorafobia provoca nervios, ansiedad o dificultad a la hora de respirar.

Astrafobia

Conocido también por brontofobia, entendemos la astrafobia como un miedo a los rayos o a las tormentas eléctricas. Este tipo de trastorno suelen desencadenarse en la infancia y puede hacer que una noche de tormenta se convierta en un auténtico infierno. Es habitual en los niños cuando son pequeños, pero en algunos casos, este miedo permanece hasta edades mucho más avanzadas.

Aracnofobia

Cuando hablamos de aracnofobia, hablamos del miedo a las arañas. Lo que puede provocar en una persona que sufre este trastorno cada vez que ve una araña es ansiedad y pánico. Esta es una de las fobias más frecuentes del momento ya que 1 de 23 personas en el mundo sufren de alguna fobia.

fobia

Claustrofobia

Por claustrofobia entendemos el miedo a los espacios cerrado. Las personas que sufren este trastorno son incapaces de subir en un ascensor, en un vagón de metro, entrar en un túnel o entrar en una cueva. En algunos casos, se puede llegar a confundir la claustrofobia con la cleitrofobia, que es el miedo a quedarse encerrado y no poder salir.

Cinofobia

La cinofobia es un miedo incontrolable y enfermizo a los perros. Ya sean cachorritos o perros ya entrados en edad y en tamaño, la persona sufre un miedo aterrador al mejor amigo del hombre. El sufrir este tipo de fobia puede venir desencadenado por haber vivido una situación con algún perro que te ha marcado psicológicamente, tal como un mordisco, una caída…etc.

Dentofobia

Entendemos por dentofobia el miedo a ir al dentista. Esta es una fobia mucho más común de lo que parece, ya que es el motivo por el que muchas personas no van al dentista porque el simple hecho de que les genera ansiedad que alguien les toque la boca.

Herpetofobia

La herpetofobia hace referencia al miedo  las serpientes. Una de las fobias más comunes después de la aracnofobia. Si juntásemos todas las fobias que tienen que ver con el mundo animal, representarían el 50% de todas las fobias que existen.

Tripanofobia

Por tripanofobia se entiende el miedo a todo lo relacionado con las inyecciones. Este es uno de los miedos que sufren 1 de cada diez personas, las cuales cada vez que van hacerse un análisis pasan por una situación de agobio y de ansiedad que les provoca que aflore su trauma con las agujas.

Estas son algunas de las fobias más comunes que sufren muchas personas en su vida diaria, pero existen otras muchas más, desde el miedo a los colores, miedo a los números…etc. Son casos más extraños para también existen. Si quieres conocer más acerca de las fobias y de los distintos tipos que existen, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra web. Responderemos todas tus dudas y te ayudaremos a identificar si sufres o no alguno de estos trastornos e intentaremos buscar una solución. ¡No lo dudes más y pregúntanos!