Insatisfacción sexual en la pareja

El sexo es una de las partes más importantes de una relación. Cuando se anula por completo o existe la insatisfacción sexual en la pareja, puede suponernos problemas a la larga si no hablamos de ello y no determinamos las causas.

A veces la falta de sexo puede deberse a carencias en otros aspectos de la relación. Por ello, te recomendamos que antes de leer realices nuestro test para saber si tu relación funciona.

En este post vamos a contarte algunos secretos para que mantengas la llama de tu relación encendida. Toma nota y vence de una vez la insatisfacción sexual en la pareja.

5 consejos para vencer la insatisfacción sexual en la pareja

Aunque parezca mentira, son muchas las parejas que llevan una vida sexual poco o nada satisfactoria. De hecho, más del 40% de los miembros de una relación admiten que sexualmente no están satisfechos.

¿A qué se debe esta carencia? Son muchas las causas que dan lugar a la insatisfacción sexual en la pareja y, si estás leyendo esto, es porque a ti también te está pasando.

A continuación te damos algunas pistas por las que el fuego de tu relación puede estarse apagando.

Estrés laboral

Cuando tenemos un cúmulo de problemas en nuestra cabeza, es posible que no nos concentremos lo suficiente a la hora de tener sexo con nuestra pareja y por tanto no lo disfrutemos como es debido.

Eyaculación precoz, anorgasmia femenina o falta de estimulación son algunos de los desenlaces que trae el tener la cabeza en otra parte.

Coméntalo con tu pareja e intenta relajarte. Es preferible dejarlo para otro momento antes que  mantener relaciones de una forma forzada. Seguro que una vez que os relajéis un poco todo fluye de una forma más natural.

Dolor o problemas físicos

Esta causa de insatisfacción sexual en la pareja es más frecuente de lo que nos pensamos. En algunas ocasiones las mujeres tienen problemas que les impiden tener sexo de forma placentera ya que les ocasiona dolor. Muchas veces este problema viene de una falta de conexión con la pareja, en la que nuestro cuerpo nos está avisando que no nos apetece tener relaciones con esa persona y hasta que no se soluciona esa comunicación, esa confianza se recupera o volvemos a avivar la llama, no puede volver a tener relaciones fluidas.

Por otro lado, también ellos pueden presentar algunos trastornos como impotencia por el consumo de determinados fármacos o por estrés, tristeza o preocupaciones que no expresan ni comunican.

Otra cuestión a tratar dentro de este apartado es la falta de libido después del embarazo, por problemas hormonales o por anemia.

Ante esta situación es importante acudir al especialista para que nos examine y nos ofrezca el tratamiento adecuado que nos ayude a volver a recuperar nuestra vida sexual.

La rutina es la enemiga del sexo

¿Has perdido interés sexual por tu pareja? Si es así lo más probable es que estéis sumergidos en una rutina que deje poco espacio para la creatividad y la imaginación.

Probar cosas nuevas siempre encenderá vuestra llama. Hablar de ello sin tabús y comentar a vuestra pareja que os gustaría probar y cuáles son vuestras fantasías, hacer juegos, probar en sitios diferentes, no tengáis vergüenza en estos temas con vuestra pareja, si es así debéis trabajar la inseguridad en uno mismo y en el otro.

Quizás introducir prácticas nuevas en vuestra cama se la llave de la pasión que tenéis sumergida en el olvido.

Pérdida del interés sexual

Tras muchos años juntos te has dado cuenta de que mantener relaciones con tu pareja ya no te es para nada llamativo y apenas te apetece.

Este tipo de problema en la pareja puede ser muy frustrante ya que os generará a ambos una bajada de autoestima importante y os empezaréis a distanciar sin apenas daros cuenta.

En ocasiones puede ser que el problema no sea de atracción. Puede que tengáis otros problemas que os hayan alejado y mantener contacto os parezca algo innecesario y fuera de lugar.

En ambos casos lo mejor es que seáis sinceros y veáis si lo vuestro tiene alguna solución. Acudir a terapia de pareja puede seros de gran ayuda, ya que puede orientaros a encontrar el foco del problema y ponerle solución.

Falta de interés por miedo

Las experiencias pasadas también pueden ser el desencadenante de la insatisfacción sexual en la pareja.

Hacer borrón y cuenta nueva cuando conocemos a alguien no es tan sencillo como parece, ya que cargar con situaciones insatisfactorias o de abuso, en muchos casos, hace que nuestra mente no conciba la parte positiva del sexo y solo se centre en experiencias que no lo han sido.

Cuando te sientas así debes de acudir a terapia cuanto antes. Te mereces ser feliz con tu pareja y tener una vida sexual plena y sana, dejando los fantasmas del pasado atrás.

¿Qué problemas trae la insatisfacción sexual en la pareja?

Ahora que hemos visto las causas de la insatisfacción sexual en la pareja, queremos recalcarte cuales pueden ser las consecuencia de la falta de sexo que lleváis tiempo padeciendo.

Cada vez os alejaréis más

Hay quien dice que el sexo no lo es todo, pero si es mucho. No deja de ser una conexión especial con tu pareja y, si esta falta, acabareis siendo dos extraños que viven en el mismo piso, como dos compañeros de piso, no más.

Está claro que esto no pasa en un día, pero si durante mucho tiempo no le ponéis freno a la insatisfacción sexual en la pareja es más probable que llegue un momento en que se pueda romper la relación.

La infidelidad siempre es la vía de escape

A todos nos gusta gustar, por lo que puede ser muy frustrante saber que ya no atraemos a nuestra pareja como antes lo hacíamos.

En este contexto, es posible que tengamos la necesidad de buscar la aventura y el juego de la conquista fuera de casa.

Antes de que una infidelidad pueda tener consecuencias irreparables, piénsalo y sincérate con tu pareja. Seguro que juntos encontrareis solución a vuestro problema sin terceras personas de por medio.

Falta de comunicación

Puede ser que vuestra insatisfacción sexual en la pareja tenga como origen este problema, o puede que se origine por la falta de sexo.

Hablar de sexo a veces cuesta y más cuando no hay nada que alabar, sino más bien lo contrario. Aun así, piensa que no tener esa confianza al final supondrá que puedas perderla en todos los terrenos.

Un problema sexual que no se ha comentado a tiempo puede hacerse una gran bola de nieve y, cuando explote, ya estaréis demasiado alejados para enfrentarlo.

Ahora que ya sabes lo que puede acarrearte la insatisfacción sexual en tu pareja, ha llegado la hora de ponerle freno y salir juntos de ese amargo foso.

¿Necesitáis ayuda? Contáctame y me centraré en el origen de vuestro problema particular.