¿Los psicópatas son felices?

Tiempo de lectura: 4 minutos
¡Danos tu opinión!

La psicopatía se caracteriza por experimentar narcisismo, impulsividad y comportamientos que podrían ser catalogados de control y de manipulación. Pero, ¿los psicópatas son felices?, en Patricia Garzón, hemos preparado este artículo donde trataremos de resolver esta pregunta.

Los psicópatas son incapaces de ponerse en el lugar de otra persona, es decir, no tienen empatía. Sus conductas suelen estar teñidas de egocentrismo y narcisismo, es decir, que en todo momento se sentirán superiores al resto del mundo.

Son incapaces de sentir lo que otra persona siente, tanto las partes positivas (alegría), como las partes negativas (tristeza). En este caso, la empatía es inexistente. Pero eso no quiere decir que no perciban tus sentimientos, simplemente, les dan igual.

Por otro lado, para responder a la pregunta de ¿los psicópatas son felices?, tenemos que saber que los psicópatas disponen de un encanto superficial que les hace atraer a los demás, ya que se presentan con una apariencia amigable, abierta e incluso carismática.

¿Sufren los psicópatas?

La respuesta es bastante más compleja de los que en principio puede parecer, y es que los psicópatas nos sufren ni lloran por los mismos problemas. Sufren, sí, pero sólo por lo que les hace perder poder. Les entra rabia por la falta de control. Pero en ningún momento sufren por lo que te pueda hacer daño a ti.

Como podremos deducir, los motivos por lo que un psicópata cedería ante la pena o el llanto son particularmente egoístas. Además, existen dos elementos que nos ayudaran a comprender el porqué los psicópatas sufren:

La aceptación

Los psicópatas se esfuerzan constantemente por ser socialmente aceptados, aunque esto no quiere decir que entiendan las reglas que rigen la sociedad ni que mucho menos quieran respetarlas.

No se podría decir que los psicópatas sientan alguna vez felicidad como tal, pueden llegar a sentir placer momentáneo. Cuando consiguen su objetivo: conseguir poder, el puesto que quieren alcanzar, a la persona que quieren humillar o placer sexual, sin ningún tipo de alegría.

Una persona psicópata conoce como se comportan el resto de personas que habitan a su alrededor, por lo tanto, fingirá mostrar empatía, o en este caso sus emociones, cuando la situación lo requiera. Independientemente de si es capaz de sentirla o no, procederá a simular como si de un actor permanente se tratase.

La ilusión percibida

A priori, pueden parecer personas normales e incluso un ejemplo de un individuo modélico. Esto es debido a que continuamente se encuentran inmersos en su propia función de teatro, donde la gente que les rodea no son más que extras en el desarrollo de su obra.

¿La manipulación como forma de felicidad?

¿Los psicópatas son felices? La respuesta es que no es felicidad, ni alegría, es placer momentáneo ante conseguir aquellos objetivos que se han propuesto, no más allá.

Cuando manipulan a los demás y la otra persona se siente mal, se enfada o hace lo que quiere, ahí pueden sentir ese placer.

Cuando le dicen a un compañero de trabajo algo sutil como: hoy no tienes muy buena cara, o como vas hoy vestido no te favorece, o andas metiendo los pies, o qué te pasaba ayer que parecías todo el rato nervioso y los demás lo notaron (aunque en ningún momento sea así). A la que van soltando esos comentarios y tú te defiendes, dudas o haces por cambiarlo o intentas justificarte, el psicópata narcisista siente placer.

Cuando no consigue lo que quiere y habla con todos por detrás explicándole que tienes problemas para controlar tu mal humor, pero que pobrecita/o de ti, victimizándose y poniéndote a ti como el malo o mala de la película.

También ocurre cuando hace creer a los demás que te has obsesionado con él o ella, para que los demás crean que a partir de ahora todo lo que haces por ellos es por eso, cuando en ningún momento lo sientes así, todo eso le genera placer al psicópata, les hace sentir poderosos, pero no felicidad en sí.

Nunca se van a arrepentir de nada, pues ni sienten remordimiento, ni arrepentimiento, ni culpa, por lo tanto, no creen que hagan nada mal.

Los psicópatas son seres completamente contrarios a lo que naturalmente es una persona, muy conscientes del daño que producen y de lo que hacen con los demás que pasarán completamente por alto, por su falta de empatía. Pueden ser aparentemente encantadores y superficialmente amables, pero son incapaces de sentir remordimientos o culpa.

Se suele pensar que los psicópatas son asesinos a sangre fría, pero no suele ser así. Lo más habitual es que sean personas del día a día, aparentemente normales, que suelen estar (aunque no tiene por qué) en puestos de alto prestigio, como pueden ser hombres de negocios y políticos de éxito (es importante saber que los psicópatas se reconocen entre ellos).

De hecho, los rasgos psicopáticos pueden incluso ayudar a algunas personas a tener éxito en sus trabajos, pues llegarán alto gracias a la utilización de las demás personas para ello. Esto lo pueden hacer humillando de forma sutil a sus compañeros para que trabajen peor y creando un ambiente de dudas e incertidumbre entre ellos que le hará a él poder ir escalando puestos.

Eso sí, para los que realmente no está capacitado, pues no dispone de la formación para ello. Se lo darán las demás personas mediante la manipulación del psicópata narcisista a los demás.

El estudio, publicado en la revista Journal of Abnormal Psychology, descubrió que las personas con rasgos psicopáticos tendían a ser más positivas que otras cuando veían imágenes negativas. La psicopatía se caracteriza por la insensibilidad, la falta de empatía y de culpa, y por comportamientos antisociales como el robo y la mentira.

A modo de resumen, los psicópatas no son felices, algunos momentos les producen placer, pero no va más allá.

Esperamos que en este artículo en el que hemos indagado sobre la pregunta, ¿los psicópatas son felices?, hayas encontrado todas las respuestas que necesitabas.

Ponte en contacto con nuestra consulta de psicología y te ayudaremos a derribar cualquier barrera mental que se te presente, siempre contando con la ayuda de profesionales en el sector, cuyo único objetivo es conseguir la mejor versión de ti mismo.