Efectos de una Madre psicópata narcisista

El ser criado por un padre o una madre psicópata narcisista crea muchas secuelas que en ocasiones no somos capaces de reconocer. Estas personas resultan muy dañinas y dejan una marca emocional muy a largo plazo.

Vamos a ver cómo reconocer a una madre narcisista y cuáles son las consecuencias que ello puede tener sobre nuestro autoestima y salud mental. Finalmente, te explicaré cómo puedes trabajar en ti y cómo superar esa necesidad de reconocimiento que puede provocar una figura parental narcisista.

¿Cómo reconocer a una madre psicópata y narcisista?

La figura de la madre juega un papel muy importante para el correcto desarrollo de nuestras habilidades sociales durante la infancia. Estas son etapas en las que debemos establecer nuestros primeros vínculos, cuando nuestros padres son los encargados de proporcionarnos estabilidad para poder crecer de forma sana.

Cuando esa seguridad que deben proporcionarnos no existe, seremos más vulnerables a cualquier tipo de inestabilidad emocional que amenace a nuestro bienestar. Sin embargo, es duro reconocer que una persona tan importante como una madre sea capaz de generar tanto daño, hasta el punto de aceptar que no nos quiere, no sabe querer, sólo a sí misma.

¿Cómo podemos reconocer a una madre psicópata narcisista?

Proyección de sí mismas sobre sus hijas

Una forma muy clara de detectar a una madre psicópata narcisista es observando cómo proyecta su propia imagen sobre su hijo/a. Esta hará de su niña/o una versión de sí misma (su imagen idealizada de sí misma).

>  Orientaciones para la gestión psicológica de la cuarentena por el Coronavirus

De esta forma, la madre decidirá sobre sus gustos, cómo será su educación, qué amigos tendrá e incluso la controlará en sus relaciones de pareja. Su hijo/a presentará una amenaza para su ego, otra competencia, por lo que no la dejará desarrollarse completamente.

Crítica exacerbada y control absoluto

El niño o niña se convierte en una especie saco de boxeo para su madre, por lo que será objeto de todo tipo de críticas y acusaciones con el fin de que esta pueda desahogarse y dejar sobre ella sus defectos: egoísta, orgullosa y fría. A este hijo/a se le llama chivo espiatorio.

Siempre que sus hijos comiencen a manifestar pensamientos propios o traten de desarrollarse  como individuales, su madre tratará de tomar control sobre ellos, anulando su personalidad con la crítica.

La vida de los miembros de la familia gira entorno a ellos

Una madre narcisista psicópata ve como al resto de miembros de su familia como medios para satisfacer sus necesidades. En lugar de proporcionar a sus hijos el cariño necesario para su correcto desarrollo, esta los utilizará como personas destinadas a cumplir sus caprichos y cubrir sus necesidades. Son un medio para conseguir algo, no más.

A través de la manipulación crean un trato desigual entre sus hijos y los integrantes de la familia, generando tensión entre hermanos y rompiendo esos vínculos tan importantes que se deben hacer durante la infancia.

Un trato diferencial

Mientras que la madre culpabiliza a uno de sus hijos/as de todo su sufrimiento y lo utiliza como chivo expiatorio, tratará a otro con privilegio, satisfaciendo todos sus caprichos. El objetivo de este comportamiento es que entre ellos no puedan llevarse bien y el hijo/a elegido como favorito será el que alabará a su progenitora y el otro se sentirá más incomprendido, inferior, menos válido y diferente.

>  12 recomendaciones para aumentar tu autoestima

Consecuencias de una madre narcisista: la necesidad de reconocimiento

padres narcisistas y psicópatas

Tras esa anulación de la identidad, la crítica y una vida obligados a satisfacer las necesidades de una madre, sus hijos presentarán una serie de secuelas y un comportamiento determinado. Muchos de ellos no reconocerán la naturaleza de su situación hasta que acudan a la ayuda de un psicólogo por sus propias causas personales.

Podemos ver la influencia de una madre psicópata narcisista en la necesidad de reconocimiento constante que viven sus hijos. Tras una vida de maltrato psicológico donde su propia personalidad se ve anulada, su autoestima se ve gravemente dañada.

Debido a las críticas constantes que vivieron desde la infancia, tendrán la creencia de no ser suficientes y su única forma de sentirse válidos será a través de sus logros. Es muy posible que por ello se refugien en el trabajo para sentirse suficientes.

Igualmente, un hijo de una madre narcisista no atiende a sus necesidades y actúan de manera muy correcta, dejando de lado sus propios deseos por satisfacer los de los demás (algo que llevan haciendo desde pequeños).

¿Cómo superar la necesidad de reconocimiento?

¿Cómo se puede superar el daño provocado por una madre psicópata y narcisista? ¿Es posible sanar una herida que lleva abierta desde que somos pequeños? En ocasiones los propios afectados no serán capaces de reconocer qué es lo que está mal, por lo que les resultará mucho más difícil conseguirlo.

Asumir que somos hijos de padres narcisistas

El primer paso para conseguirlo, por tanto, es reconocer que sufrimos las secuelas que produce el ser criado por una madre narcisista. Y que el que esto haya ocurrido así no es nuestra culpa, ni somos los causantes de no haber recibido su cariño.

>  Estos son los traumas infantiles más comunes que podrían condicionar tu vida adulta

Debemos asumir que somos víctimas de un maltrato psicológico que lleva ocurriendo desde que somos pequeños y que debemos recibir la ayuda correspondiente. Este es el primer paso que te ayudará a sentirte mejor.

Comenzar a entender nuestro comportamiento

como superar una madre narcisista

Una vez reconocemos el rol de nuestros padres sobre nosotros, debemos encontrar las secuelas que esto ha marcado en nuestra forma de ser. De esta manera, sabremos qué es lo que está mal y podremos dar el siguiente paso para aprender cómo podemos solucionarlo.

Pedir ayuda especializada

Este es un paso esencial para conseguir superar la necesidad de reconocimiento. Son personas incapaces de sentir nada bonito hacia ellos mismos, están perdidos y no saben quiénes son, qué necesitan o qué quieren realmente. Necesitan un apoyo incondicional que podrán encontrar en terapia, siempre y cuando acudan siempre a un especialista en amor zero. Una madre psicópata narcisista crea inseguridades tan arraigadas y heridas tan profundas que es difícil enfrentarse a ellas solo.

Quiero poder ayudarte a superar aquellas cosas que se han quedado atrás en el tiempo. Te animo a que te pongas en contacto conmigo y podamos comenzar a ver juntos como conseguir la vida que quieres.