No tengo pareja y me siento solo o sola, ¿qué puedo hacer?

Desde nuestra infancia nos han educado para creer que la felicidad auténtica era encontrar a nuestra media naranja. En muchas películas Disney antiguas, la historia finalizaba con la boda del príncipe o la princesa. Cuando leemos un libro, necesitamos que el protagonista tenga un interés romántico para que nos parezca más interesante. Por lo tanto, es normal que te sientas solo sin pareja. Es lo que, sin querer, nos han enseñado a sentir.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad. No tener pareja no significa haber fracasado, ni que seamos personas que no sean merecedoras de ser amadas. En este artículo veremos cómo hacerte más fuerte para enfrentarte a la soledad e, incluso, aprender a disfrutar de ella.

Me siento solo porque no tengo pareja: ¿por qué?

Cada persona es un mundo. Habrá algunas que sean más “independientes”, que disfruten de su tiempo a solas, que realicen actividades por su cuenta y que se sientan completas. También habrá personas que necesiten el contacto de otras, personas altamente sociales a las que les guste y les anime estar rodeadas de más gente.

Lo que está claro es que el ser humano es un ser social y que eso es lo que ha logrado que hayamos llegado tan lejos en la evolución. Necesitamos hablar, comunicarnos, pasar tiempo con otras personas y disfrutar de su compañía, en menor o mayor medida. Esto es totalmente normal y es bueno para nuestra salud mental.

>  Dualismo y Psicología

Por lo tanto, si juntamos esto con la presión constante que se ejerce sobre nosotros por encontrar pareja, es normal que te sientas solo o sola sin pareja. Pero tienes muchas formas de conseguir sentirte mejor. Y no necesitas (expresamente) encontrar pareja para ello.

Estar solo asusta y más todavía si no mantenemos una relación sana con nosotros mismos. Sin embargo, es totalmente posible ser feliz sin tener pareja. Debemos estar a gusto en la soledad para evitar más tarde conformarnos con cualquier persona como compañero o compañera sentimental.

Cómo disfrutar de la soledad

estoy-solo-y-no-sé-que-hacer

Hay muchas formas de lograr disfrutar de nuestra soledad y conseguir que dejes de sentirte solo o sola sin pareja. Por supuesto, habrá cosas que eches en falta, y es totalmente comprensible. De todas formas, crear una buena relación contigo hará que en el futuro puedas crear una relación sana con alguien que merezca la pena.

Puedes ser feliz en la soledad. Para ello, debemos cambiar la forma de verla y entenderla. Como ya he mencionado antes, no tener pareja o estar solo no es sinónimo de fracaso, solamente es una circunstancia.

Cualquier persona, hasta la más feliz del mundo, se ha sentido sola en algún momento de su vida. Debemos entender que esto son solo etapas, momentos que no definen quiénes somos o cuánto valemos. Las personas que ahora ves con pareja también han estado solas y puede que se sientan solas incluso dentro de esa relación. En un futuro puede que encuentres a la persona adecuada, pero ahora mismo, en este instante, tienes la oportunidad de disfrutar de tu soledad.

>  12 recomendaciones para aumentar tu autoestima

Utilizamos la palabra “oportunidad” porque esta es realmente una oportunidad para poder conocerte mejor, para pasar más tiempo contigo, para explorar nuevas aficiones o retomar las que tuviste que abandonar. Es el momento de reconectar contigo y centrarte en tu crecimiento personal.

¿Cómo hacer para no sentirme solo por no tener pareja?

Ahora que hemos redefinido la soledad, es el momento de que descubras cómo no sentirte solo o sola sin pareja. Aquí te daré algunas pautas que te ayudarán a trabajar tu autoestima y encontrarte de nuevo.

Busca un cambio en tu vida (aunque sea pequeño)

Muchas personas recurren a generar un cambio en sus vidas para poder hacer frente a esta nueva etapa de su vida en la que estarán más solos. Algunas se apuntan al gimnasio, otras se cortan el pelo, se lo tiñen, cambian el estilo de ropa que llevan, empiezan un trabajo nuevo, se van de viaje, etc.

Piensa qué es lo que está en tu mano y de qué forma puedes crear ese nuevo cambio en tu vida. No importa cómo sea, por muy pequeño o insignificante que aparente ser.

Trabaja en ti mismo

me-siento-sola

Habrás oído muchas veces la frase “primero estoy yo, y luego los demás”. Pues es el momento de poner el foco en entender quién eres y qué relación tienes contigo. ¿Estás feliz con el tipo de persona que eres? ¿Y con la vida que estás persiguiendo?

Piensa en tus ambiciones, en tu proyecto de vida, qué es lo que disfrutas haciendo. Busca aficiones que te diviertan y te enriquezcan. Piensa que tienes mucho tiempo libre para dedicarlo a todas estas actividades y que no cuentas con la responsabilidad que a veces requiere tener una pareja.

>  Los 9 problemas de autoestima más comunes

Refuerza las relaciones que sí tienes

Principalmente la tuya, contigo mismo/a. Aprende a estar en las emociones negativas sin asustarte de tenerlas, forma parte de la vida y de nuestro a día a día. Si las respetamos y las gestionamos, no cargamos con ellas y dejarán de inundarnos. Las emociones no hay que quitárselas, evitarlas ni taparlas, hay que cuidarlas, comprenderlas y respetarlas.

Tener pareja no es la única forma de enfrentarse a la soledad. Nos rodeamos de muchas personas día a día con las que no paramos de comunicarnos y compartir parte de nuestro tiempo. Es el momento de enriquecerlas y cuidarlas y de reaprender cómo mantener mejores relaciones con las personas de tu entorno.

Si hay alguien de tu trabajo que te cae bien, puedes preguntarle qué tal está yendo su día, tener un detalle bonito con él o invitarle a tomar algo fuera del trabajo algún día. También puedes apoyarte en tus amistades actuales, o en tu familia. O incluso llamar a esa persona que hace mucho que no ves.

Las relaciones nos llenan y nos hacen sentir mejor y para ello, solo hace falta ir plantando pequeñas semillas que poco a poco vayan floreciendo.

Espero que este artículo te haya servido de ayuda para dejar de pensar: “Me siento solo sin pareja”. No dejes de leer este post para descubrir más sobre psicología.

Si sientes que algo en ti no está bien y que verdaderamente la soledad te abruma, no tengas miedo de ponerte en contacto conmigo para que podamos trabajar cómo hacer que te encuentres mejor.