Rasgos que definen la psicopatía infantil – ¿Es mi hijo un psicópata?

¿Crees que tu hijo es un psicópata?

Cuando hablamos de psicopatía nuestra cabeza va directamente a las películas. ¿Será tu niño uno como ellos? ¿Tienes miedo de que algo no esté funcionando correctamente? Es cierto que es posible encontrar los primeros signos de ello ya desde la infancia.

Al fin y al cabo, estos primeros años son los que definen y marcan el futuro desarrollo de nuestros hijos y no queremos otra cosa que el que puedan disfrutar de una infancia “normal” y plena.

En este post encontrarás las señales que se manifiestan en los niños pequeños que pueden ayudarnos a determinar si tu hijo es un psicópata.

El origen de la psicopatía

La verdadera causa u origen de la psicopatía es difícil de determinar. No hay ningún estudio que determine que la psicopatía se transmita genéticamente, no hay evidencias sobre ello. Pero sí es crucial la educación en la norma moral y la integración de esta, pudiendo determinar la psicopatía desde edades tempranas del desarrollo y durante la adolescencia. Son niños que han aprendido que sus acciones no tienen consecuencias y por lo tanto, todo vale.

Suelen ser niños que han visto a uno de sus padres, que seguramente también sea psicópata integrado, manipulando a las demás personas y cuyo aprendizaje recibido ha sido el de la mentira, la persuasión, la duda, la culpa y la victimización.

>  12 recomendaciones para aumentar tu autoestima

Ya desde la pronta edad de los 5 años es posible empezar a ver los primeros indicios de psicopatía en los niños. Según un estudio realizado por King’s College London, se puede detectar los primeros grados de psicopatía durante la infancia, ya que estos mostrarán menos niveles de empatía y les costará más reconocer rostros humanos.

¿En qué consiste la psicopatía?

La psicopatía está categorizada como un trastorno de la personalidad del tipo antisocial. A pesar de las creencias que solemos tener sobre los psicópatas debido a las películas, estos están muy integrados en la sociedad.

No suelen ser violentos físicamente, sino que el daño que provocan es más del tipo emocional, atacando a la estima de la otra persona. Se caracteriza por presentar características del trastorno narcisista.

No tienen empatía, sin embargo, son capaces de integrarse en la sociedad y emular el comportamiento de las personas que los rodean. Además, no sienten arrepentimiento por las acciones negativas que puedan cometer.

psicopata en la infancia

Algunas características generales de su comportamiento son las siguientes:

  • Despreocupación por las emociones de los demás
  • Manipulativos
  • Vengativos
  • No admiten sus errores
  • Egoístas y narcisistas
  • Mentirosos patológicos
  • Apariencia extrovertida y simpática hacia el exterior
  • Priorizan sus necesidades frente a las de los demás, pero no aparentan esto.

Señales para saber si tu hijo es un psicópata

Ahora que entiendes cuáles son los rasgos que caracterizan a un psicópata, ¿qué señales pueden aparecer en los niños que padecen esta patología? Ya desde muy pronto, al comenzar a relacionarse socialmente, podremos observar las siguientes características:

Falta de reglas morales

niño psicopata

Llega un momento en el desarrollo de un niño en el que debe comenzar a tomar consciencia de sí mismo y de sus acciones. Es en este momento en el que experimenta lo que conocemos como la “moralidad”, sabiendo distinguir lo que está bien de lo que está mal y, consecuentemente, sintiéndose de una forma determinada (avergonzado, culpable, enfadado, etc.).

>  ¿Qué es realmente la psicoterapia y en qué te puede ayudar?

En el caso de los niños psicópatas, podemos observar que carecen de este tipo de emociones y les cuesta distinguir acciones malas de las buenas en función a las reglas de moralidad. Un niño puede ser cruel con un compañero de clase y no entender por qué está mal.

Esta misma crueldad puede aparecer también frente a los animales, como añade Abel Domínguez Llort, psicólogo infanto-juvenil en un artículo de El País.

La mentira como sistema

Se dice mucho que los niños siempre suelen decir la verdad, aunque eso depende mucho del niño y de la situación. Si tu hijo es psicópata, podrías notarlo en su forma de mentir. Como anteriormente ya he mencionado, la mentira patológica es uno de los rasgos más detectables dentro de este trastorno de la personalidad.

Nos encontraremos con un niño que usa la mentira como sistema para poder obtener lo que quiere y que, además, la utiliza de manera sistemática creando su propia realidad alternativa de los hechos.

En relación con lo que he hablado al principio, los niños con rasgos psicopáticos no sienten remordimiento cuando descubren que han hecho mal.

¿Qué puedo hacer si mi hijo es un psicópata?

Si su hijo presenta alguno de estos rasgos y teme que pueda tener el trastorno de personalidad psicopático, es importante que el progenitor consciente de esta situación se convierta en una fuente de amor incondicional a su hijo, no por lo que hace, sino simplemente por ser, por existir.

Junto con el adecuado tratamiento psicológico pueden reducirse. Para ello, es muy importante educar a el niño en valores e insistir en que las acciones que tiene acarrean consecuencias. Enseñarle a practicar la empatía y ayudarle a que desarrolle correctamente sus habilidades sociales y morales.

>  10 claves para superar la hipocondría | Patricia Garzón

Es importante también que se establezcan límites claros sin que estos pasen por el exceso de autoridad o que sean demasiado permisivos.

En el caso de su hijo ser ya adulto, ha de ser consciente de que utilizará esos juegos de manipulación con usted y aunque le cueste, lo mejor es el contacto cero.

Por último, es también primordial acudir a un psicólogo experto que pueda proporcionar a la familia un asesoramiento adecuado para la situación.

Espero que este post te haya servido de ayuda. Si crees que algo no está bien en ti o tu familia, no dudes en contactar conmigo.