Mi pareja me echa la culpa de todo, ¿qué puedo hacer?

Las relaciones son complicadas, pero si estas son sanas, deberían ayudarnos a crecer y a desarrollarnos como personas. A veces nos cuesta creer que alguien a quien queremos sea capaz de hacernos daño. Sin embargo, ¿qué hacer si tu pareja te echa la culpa de todo?

En las relaciones, juega un papel muy importante la comunicación y la empatía para tener en cuenta los sentimientos del otro. Debemos prestar especial atención a los comportamientos y acciones de la otra persona que estén afectando a nuestra autoestima y bienestar emocional.

En el caso en el que sintamos que nuestra pareja nos echa la culpa de todo, ¿qué podemos hacer?

¿Por qué tu pareja te echa la culpa de todo?

¿Por qué te está culpando de todo? ¿Es la realidad? Para tener una relación sana con nuestra pareja, debemos ser conscientes de cómo nuestras acciones pueden afectarla y también asumir la responsabilidad de nuestros actos.

Es decir, si un día tenemos un mal día y sin querer nos dirigimos con poco tacto a nuestra pareja, debemos tomar esa responsabilidad y admitir que “No era mi intención hablarte de ese modo, siento mucho haberlo hecho. He tenido un duro en la oficina y me lo he traído a casa, ¿podemos hablar un rato sobre eso?”

En ese caso, estamos asumiendo la responsabilidad de nuestros actos, estamos considerando sus propias emociones y estamos presentando nuestra vulnerabilidad pidiendo apoyo y ser escuchados. Así manifestamos claramente nuestras necesidades y no dejamos que la otra persona se pregunte qué es lo que ha podido hacer mal o sentirse mal consigo misma.

Debemos aprender a distinguir entre ese tipo de comportamientos, muy humanos y muy comprensibles, y aquellos típicos en manipuladores y narcisistas.

En estos casos, la persona nunca asumirá que en algún momento pudo actuar incorrectamente, ya que esto es una forma de descubrir sus inseguridades, cuando en realidad solo buscan hacer todo lo contrario. Si este es tu caso, lo mejor es dejar la relación, pues es una persona que se ha colocado en modo víctima y ese es su rol, el cual va a tratar de alimentar todo lo que pueda y ese rol, no forma parte de una relación sana.

>  Insatisfacción sexual en la pareja

No todos los que te echan la culpa de todo son psicópatas narcisistas, pero realmente lo importante es que no son capaces de asumir sus errores y que siempre pueden ellos estar mal, pero lo tuyo nunca es válido o no es lo suficientemente importante como para ponerte así. Si esto te ocurre, esa persona solo piensa en sí misma y no sabe validar tus emociones, por lo que no mereces nunca, tener a alguien así al lado. Tus emociones SIEMPRE son válidas y siempre tienen un por qué, aprende a darles prioridad pues serán las que te digan lo que realmente ocurre y lo que tienes que hacer para cuidarte.

Una persona narcisista cambiará los hechos de forma que estos tornen a ser tu propia responsabilidad. Tu pareja te echará la culpa de todo. Son muy típicas las frases como “Te has olvidado de mí”, “Ya no te importo”, “No hacemos cosas más interesantes porque has hecho que se me vayan las ganas”.

Luz de gas o gaslighting y psicópatas narcisistas: sobre abuso emocional.

Comportamientos como estos pueden acabar provocando depresión, ansiedad y una relación de dependencia muy tóxica. ¿Qué puedes hacer?

No te preocupes, estoy contigo.

Mi pareja me echa la culpa de todo, ¿qué puedo hacer?

Como siempre, también quiero que recuerdes que cada persona es un mundo y que, por tanto, también cada relación. Es posible que los hechos que haya descrito en este post no se apliquen a tu caso, o que lo hagan solo parcialmente. De todos modos, siempre recomendaré que en el caso de sufrir problemas de pareja, acudas a terapia para poder solucionar todas tus dudas con un profesional. De esta forma recibirás el trato que verdaderamente te mereces.

>  Cómo superar un toc de amores | consejos psicológicos

mi-novio-me-echa-la-culpa-de-todo

Aquí quiero proporcionarte unas pautas que te ayuden a saber por dónde empezar y hacia dónde ir, y también consejos que están orientados a aportarte la fuerza que necesitas en momentos como este.

Analiza la situación

El primer paso que debemos dar es relativizar y analizar la situación. ¿Está tu pareja pasando por un mal momento? ¿Cómo ha sido tu comportamiento últimamente? ¿Nos estamos respetando aunque no nos comprendamos?

Pide ayuda

Cuando estamos en el ojo del huracán, a veces no podemos ver dónde nos encontramos con claridad. Pedir ayuda o hablar con alguien externo a la situación nos ayudará a contar con una opinión más objetiva que además nos ayude a reflexionar y pensar sobre qué es lo que está ocurriendo.

Además, en momentos como estos, en los que uno de los pilares más importantes de nuestra vida se tambalea, somos más susceptibles a sentirnos solos. Contar con la ayuda de alguien más hará que salgas de la soledad y que sientas un mayor apoyo.

Eso sí, cuidado con las personas a las que eliges transmitirles tu preocupación, escucha también tu propio criterio.

Coge fuerza y niega aquello que no consideres cierto

Una vez hayas tomado consciencia de la situación, es el momento de trabajar en tus inseguridades y tu fuerza y hacerle frente a las acusaciones de tu pareja de la forma más asertiva posible, es decir, con delicadeza y teniendo en cuenta sus propios sentimientos.

Para ello, pasa del “tú” a las frases impersonales para evitar que tu pareja se sienta atacada y esté más abierta al diálogo. Muestra una actitud calmada y sosegada, espera a ver cuál es su reacción. ¿Responde con mayor hostilidad? ¿Sigue viendo que lo haces todo mal? ¿Se ha tranquilizado y parece querer solucionar el problema?

Comunica tus necesidades

Antes de dejar que salten todas las alarmas y declarar a tu pareja un narcisista, debemos hablar con ella y manifestarle nuestras necesidades y explicarle cómo nos sentimos. Encuentra un momento en el que estéis bien y pasando un rato agradable para transmitirle cómo te sientes y comunicarle tus necesidades.

>  Cómo acercarme a mi pareja después de una discusión

Una vez más, recuerda, toma una actitud relajada y un tono de voz tranquilo. Exprésate con asertividad y evita expresiones que puedan darle a entender que estás echándole la culpa a esa persona.

Cómo volver a estar bien con tu pareja

Un buen ejemplo puede ser el siguiente:

“Últimamente he sentido que yo tenía la culpa de todo y no creo verdaderamente que haya sido así. Estoy empezando a sentirme mal y me gustaría que pudiéramos hablar sobre ello para arreglarlo y hacer nuestra relación más fuerte.”

De nuevo, debes fijarte en cuál es su reacción. ¿Te responde con tranquilidad? ¿Demuestra la intención de querer hablar las cosas? Por otro lado, ¿le ha dado la vuelta a la situación? ¿Ha buscado un nuevo motivo para echarte la culpa de todo? ¿Se ha cerrado al diálogo?

Romper la relación

Si tras tus intentos de arreglar el problema con tacto, tu pareja sigue echándote la culpa de todo y mostrando una actitud manipulativa hacia ti, es el momento de romper la relación. Aquí debes dejar a un lado el tiempo que llevéis en la relación, los buenos recuerdos y todas las cosas bonitas que pudo hacer por ti en algún momento.

Esta situación no es sana para ti y puede afectarte gravemente en tu autoestima, creando heridas emocionales profundas y difíciles de reparar. Si esa persona no está dispuesta a dialogar y a mejorar vuestra relación, entonces es hora de que, por mucho que duela, salgas de ahí.

Ansiedad por ruptura: causas, síntomas y tratamientos

mi-esposo-me-echa-la-culpa-de-todo

Desde aquí te ofrezco mi más sincera ayuda y apoyo. Si tu pareja te echa la culpa de todo, debes o bien contar con una persona experta en terapia de parejas o acudir tú también a la consulta de alguien especializado.

Te animo a que te pongas en contacto conmigo para que podamos comenzar a trabajar en tu bienestar y autoestima y mejorar tu calidad de vida.