Mi pareja me genera ansiedad ¿Cómo lo afronto?

¿Tu pareja te genera ansiedad?

Son muchas las personas que no se sienten a gusto en sus relaciones de pareja y que, en ocasiones, experimentan emociones negativas. Emociones que es necesario tratar si se quiere erradicar ese malestar, y evitar que se produzca una ruptura, o se viva en un estado de infelicidad constante.

La ansiedad generada por la pareja, es un ejemplo de ese sentimiento negativo experimentado por alguna de las partes. Sentimiento cada vez más común en las relaciones, y para el cual se deben identificar las causas pues, de no ser así, puede acarrear graves daños emocionales.

Pero antes de profundizar en el tema en concreto, y responder a tu pregunta de “¿por qué mi pareja me genera ansiedad?”, es necesario tener claras una serie de cuestiones básicas, que te explicamos a continuación.

¿Por qué mi pareja me genera ansiedad?

A lo largo de nuestra vida, es muy común que experimentemos algún estado de ansiedad, causado por alguna situación que nos posiciona fuera de nuestra zona de confort. La ansiedad está catalogada como un mecanismo de defensa, o un sistema de alerta ante situaciones que se perciben como una amenaza.

Los especialistas, siempre defendemos que cierto grado de ansiedad, controlable, puede llegar a ser positivo. Ya que la ansiedad, nos empuja a que afrontemos las circunstancias, busquemos soluciones y estemos alerta, frente a esas situaciones que no nos agradan.

Por otro lado, son diversas las maneras en que la ansiedad se manifiesta, tanto a nivel emocional como físico. Manifestaciones como, por ejemplo: cansancio, irritabilidad, problemas de concentración o de conciliación del sueño, mareos, sudoración excesiva, pulsaciones elevadas, etc.

Así mismo, hay varios tipos de ansiedad, siendo las más comunes: la ansiedad crónica, el trastorno fóbico, los ataques de angustia o el trastorno obsesivo-compulsivo. Pero, a continuación, vamos a ahondar en el tipo de ansiedad que puede responder a tu pregunta, es decir, a “¿por qué mi pareja me genera ansiedad?”.

La ansiedad relacional

Comúnmente más conocida como el Síndrome obsesivo-compulsivo relacional, y que puede manifestarse no sólo en relaciones de pareja, sino también en relaciones familiares o con amigos.

Groso modo, este síndrome se caracteriza por la tendencia excesiva a analizar la relación de pareja, y generar pensamientos negativos sobre la misma, hasta el punto de manifestar ansiedad, por los altos niveles de malestar a los que la misma persona se somete.

ansiedad-en-la-pareja

Cómo saber si mi pareja me genera ansiedad

Una vez entendido el concepto de ansiedad, es necesario que lleves a cabo un periodo de introspección. Para empezar, debes valorar tu grado de ansiedad, y sopesar si eres capaz de controlarlo o si, por el contrario, has superado tu límite, con el fin de considerar el tipo de medidas que debes tomar.

Pero, además del grado de ansiedad que experimentes, debes asumir que tienes un problema que, según tu percepción es a causa de tu pareja. Es entonces cuando debes cambiar ese punto de vista y,en lugar de preguntarte “¿por qué mi pareja me genera ansiedad?”, reformules la pregunta y te cuestiones “¿a qué se debe mi ansiedad? ¿Es realmente causada por mi pareja?”.

¿Es posible que estés acusando a tu pareja por algo que en realidad es una cuestión personal? Puede que estés enfrentando circunstancias personales de las que no eres consciente y crees que tu pareja es la culpable directa. O también puedes estar idealizando tu relación y teniendo expectativas hacia tu pareja que ni el o ella conoce.

En todo caso, es el momento de reconciliarte con posibles problemas y temas no resueltos, donde quizás resida la base del conflicto y también, la solución del problema.

Problemas de pareja que pueden llegar a generar ansiedad

Si has sido capaz de pensar de manera objetiva, y sigues teniendo claro que es tu pareja quien te genera ansiedad, es entonces cuando lo que tienes que plantearte es: “si mi pareja me genera ansiedad ¿por qué lo hace?.

La falta de confianza, dependencia hacia el otro, las posibles mentiras por parte de tu pareja, o los problemas que acumuléis del pasado y que no estén resueltos, entre otras cosas, pueden ser el detonante de tu ansiedad.

Llegados a este punto, plantéate hacia donde quieres que vaya la relación. El ser humano se ha acostumbrado a zambullirse en el conformismo, a sufrir y dejar estar las situaciones, aunque estas nos generen malos hábitos, o situaciones emocionales inestables, como en este caso la ansiedad.

Debes asumir que, por mucho que cueste, es necesario afrontar los problemas y tomar decisiones, para cambiar el rumbo de tu relación, con el fin de mejorar tu ansiedad y, en definitiva, tu felicidad.

terapia-de-pareja

Cómo solucionar los problemas de ansiedad en una relación de pareja

Una relación de pareja debe basarse en la confianza, la comunicación y el respeto. Por ello, si has respondido a tu pregunta de “¿por qué mi pareja me genera ansiedad?” y tienes claras las circunstancias y aspectos por los que te produce ese síntoma, cuéntaselo y fomenta la comunicación, para intentar buscar soluciones los dos juntos.

Es necesario que le comentes lo que te pasa y le expliques qué aspectos de él o ella lo causa. Siempre manteniendo la calma y el respeto mutuo, para no derivar en peleas innecesarias que incrementen tus niveles de ansiedad.

Y si finalmente, esta primera comunicación no ha dado resultado, siempre te quedará el comodín de acudir a terapia de pareja, o solicitar una cita individual con un psicólogo de confianza, que te ayude a superar esta etapa.

¿Necesitas ayuda profesional para combatir tus problemas de pareja?

Después de leer este post, te recomendamos que vuelvas a preguntarte: “¿por qué mi pareja me genera ansiedad?”. Y si, con las pautas y anotaciones que te hemos proporcionado, sigues sin saber cómo ponerle solución, en Patricia Garzón estamos para ayudarte.

Recibe la atención psicológica que necesitas, o si lo prefieres puedes acudir junto a tu pareja. Puedes ponerte en contacto con nosotros para cualquier duda, o directamente pedir una cita.