Miedo al compromiso: qué es y cuáles son sus causas

¿Tienes miedo al compromiso? Si estás leyendo esto, probablemente sea tu caso o el de aquella persona a la que quieres pero que no te deja acercarte más de lo debido. Cerrarse al amor y a la responsabilidad que acarrea tener una relación es una actitud muy frecuente que puede llegar a convertirse en una verdadera fobia a tratar en terapia de pareja.

El amor es un tema bastante frecuente en nuestro blog. Por ello, te hemos intentado ayudar con algunos post sobre desamor como:

En esta ocasión vamos a dejar de  lado el desamor y vamos a centrarnos en aquellas ocasiones en las que el miedo al compromiso nos paraliza y no nos deja ser libres para amar a la persona que queremos.

¿Quieres perder el miedo a enamorarte?  Lee este post y comprenderás las razones de por qué lo vuestro no es posible o, al menos, no lo es hasta que superéis las barreras que os están alejando.

¿Qué es el miedo al compromiso?

Lo primero que hay que entender es que tener fobia a comprometerte con alguien no implica que seas incapaz de enamorarte, más bien es todo lo contrario.

El miedo al compromiso implica un temor irracional a mantener una relación a largo plazo. La angustia que te genera esta idea consigue que te alejes y que no te permitas a amar aquella persona de forma libre.

Ante esta fobia, la reacción inmediata es alejarnos cuando el otro “nos presiona” para formalizar una relación aunque, probablemente, después nos arrepintamos.

Es bastante frecuente que el miedo al compromiso se confunda con la falta de amor. Por esta razón, es importante conocerse a uno mismo y analizar qué es verdaderamente lo que nos está pasando y en qué punto de la balanza estamos.

Quizás el miedo al compromiso en los hombres es más frecuente que en las mujeres. Esto se debe a los roles sociales que, con el paso del tiempo, se están desmontando. Y es que, cada vez son más las veces en las que son ellas las que abandonan el barco antes de que zarpe del puerto.

Actualmente, en edades cercanas a aquellas en las que muchas mujeres quieren ser madres, parece que hay un incremento en la búsqueda de pareja por parte de ellas y ellos sienten que las mujeres que conocen los quieren para eso, a veces de forma demasiado precipitada. Conocer a una persona y querer dar ese paso con esa persona es un cambio muy importante y no se debe querer darlo con cualquiera. Primero conoce bien, ya decidirás después si te apetece avanzar más allá.

miedo-al-compromiso-en-mujeres

¿Cuáles son los síntomas del miedo al compromiso?

Cada persona es un mundo, por tanto si observamos la forma de actuar de quienes tienen miedo al compromiso podemos observar claras diferencias.

Puede que no busques conocer a nadie y te encierres en ti mismo o que vayas detrás de parejas imposibles o aspires  tener una pareja perfecta. Todas estas formas de enfrentar la vida son mecanismos de defensa para echar balones fuera con el fin de autoengañarnos y decir que el problema no es nuestro.

En el lado opuesto están quienes son verdaderos conquistadores, pero una vez llega la hora de la verdad y hay que dar un paso más se alejan, no vaya a ser que se frustren las expectativas que el otro ha depositado.

Sin embargo, a pesar de las diferentes formas de actuar, podemos establecer patrones que nos indican que tenemos miedo al compromiso o que estamos ante una persona que lo sufre.

  • Te aterran los cambios y por ello te cuesta tomar decisiones.
  • Tu independencia es tu pilar más fuerte y temes que se desmorone por depender de alguien.
  • Quieres que todo en tu vida esté bajo control.
  • Expresar tus emociones es una tarea difícil.
  • Eres inseguro/a.
  • Te aterra la idea de perder tu libertad.
  • No profundizas a la hora de expresar tus emociones.
  • No quieres “poner etiquetas” no vaya a ser que digas la palabra maldita y empieces a temblar.

como-perder-el-miedo-al-compromiso

  • Te centras tanto en conseguir objetivos profesionales en la vida, que vivir se ha convertido en una cuestión secundaria para ti.

¿Por qué tienes miedo al compromiso?

Ahora seguramente te estarás preguntando de dónde te viene esta fobia. A continuación te ofrecemos varias razones que quizás te ayuden a encontrar respuestas.

Miedo a perderte a ti mismo

No sabes bien si el miedo se debe a perder tu libertad o tu independencia, pero lo que está claro es que tienes la idea de que si tienes una relación vas a tener que sacrificar partes de tu vida y no estás dispuesto a renunciar a ellas.

Tener miedo no es del todo malo, ya que es un mecanismo de defensa que nos ayuda a protegernos para que no nos hagan daño. Pero piénsalo bien, siempre que tienes que salir de tu zona de confort esa sensación va a estar ahí, aunque lo que nos espere al otro lado sea maravilloso.

En una relación tendrás que sacrificar ciertas cosas y llegar a acuerdos, pero quizás esto sea mejor que vivir constantemente una vida en la que te estás poniendo límites. Ninguno de los dos caminos es mejor o peor, pero tienes que ser consciente de si realmente no quieres, o quieres pero te frenas.

Miedo a depender de los demás

Te ha costado, pero hoy por hoy no necesitas a nadie en tu vida que te ayude. Esta idea tan errónea es más común de lo que pensamos.

Piensa que somos seres sociales y que quieras o no dependemos siempre de los demás.

En este sentido, puede que tengas una idea errónea de lo que es una pareja.  Estar un una relación es compartir una vida no depender de la otra persona a todas horas para vivirla.

Es elegir estar con esa persona, no tener la obligación de estar. Es no necesitar, es apetecer. Es libertad, no represión. Es compartir porque nace, no porque nos sintamos obligados.

Sientes que no eres capaz de cuidar a nadie

La falta de tiempo, de madurez emocional, traumas anteriores o una baja autoestima pueden ser las causas de tu miedo al compromiso.

Es posible que sientas que no puedes cuidar una relación y por ello te alejas, ya que si algo te aterroriza es hacer daño a los demás.

En caso de que tengas la autoestima baja, lo que temes es que con el paso del tiempo el otro se dé cuenta de que no es para ti.

Miedo al fracaso y al sufrimiento

La vida es perder y a veces ganar, pero no todo el mundo asume esto y lo que más miedo le da es a fracasar y después sufrir por ello.

Sentir dolor es parte de lo que es vivir, si no fuera así no estarías vivo solo respirarías.

Tenemos que aprender a querernos con todas nuestras emociones y sentimientos.

Los fantasmas del pasado nos generan miedo al compromiso

Cuando algo ha salido mal es lógico que volver a lo mismo nos haga temblar de miedo.

Una ruptura difícil, malas experiencias o inseguridades que no has superado pueden ser el freno perfecto en tus futuras relaciones.

¿Qué te parece si dejas todo atrás, pisas el acelerador y te lanzas a vivir?

Ahora que ya conoces qué es el miedo al compromiso ¿quieres que te ayude a superarlo? Yo te doy la mano, contacta conmigo y juntos lo superaremos.