Preguntas frecuentes

Cuestiones Generales ...

  • Si te planteas esta duda es porque has visto ofertas de otros psicólogos en las que sí lo son.
  • Cada profesional es totalmente libre de valorar su trabajo de la forma que mejor considere.
  • La información que se recoge en la primera sesión es de lo más importante y considero que el trabajo de un buen profesional no debe desvalorarse nunca.
  • Por mi experiencia, aquellas personas que valoran tu trabajo y están agradecidas se sienten raras si no dan algo a cambio.
  • Ayudarte a entender tus problemas, encontrar el origen para tirar de raíz y que desaparezca, trabajando con técnicas de integración cerebral.
  • El psicólogo no es un amigo, no da consejos. Es un especialista con un mínimo de siete años de formación que te ayuda a entender tus limitaciones, miedos y barreras y te dota de herramientas para superar todo aquello que te frene.
  • Toda persona tiene problemas y para cada uno los suyos son los más importantes. Sabemos que en esta sociedad es difícil encontrar alguien con quien poder hablar de forma repetitiva de un mismo problema sin miedo a quedar excluido o parecer “pesado”. Hay temas que no queremos que salgan de casa y los tragamos solos, sufriendo en silencio y hundiéndonos cada vez más en nosotros mismos. Otros problemas son demasiado fuertes como para confiar en alguien a quien contárselos, como puede ser un abuso o un maltrato. Otras veces tenemos miedo a algunas cosas o evitamos determinadas situaciones sin entender el por qué, y todo tiene un por qué. Todo tiene un por qué.
  • Ya en medicina se reconoce a una persona fallecida no cuando se le para el corazón, sino cuando su cerebro deja de funcionar. Es con él con el que funciona el resto de nuestro cuerpo, aunque muchas cosas sean inconscientes, como que nuestro corazón bombeé la sangre al resto de nuestro cuerpo. Las emociones nos permiten sentir y darle sentido a nuestra vida, pues no pasaría nada si nuestra pareja nos engañase si no sintiésemos nada, nos daría igual. Ni pasaría nada por ir andando solos de noche por mitad del campo porque no tendríamos miedo; y no disfrutaríamos del nacimiento de nuestros hijos si no sintiésemos alegría.
  • Todo problema nos hace estar mal y si esas sensaciones y sentimientos no salen, no se expresan, quedan almacenadas en nuestro cuerpo y nos hacen daño, aunque no seamos conscientes y pensemos que el problema deja de afectarnos porque ha pasado el tiempo.
  • Si tan claro tenemos que hay que ir al dentista cuando una muela del juicio sale doblada, al podólogo cuando se nos enquista una uña en el pie o al médico cuando nos ponemos enfermos, lo mismo nos merecemos cuando hay algo dentro de nosotros que nos frena o nos hace daño y más cuando sabemos que lo emocional se puede volver físico.
  • Un psicólogo te enseña a volver a ser feliz y a quitar los problemas que afectan a tu vida.

Habla otra vez con tu psicólogo. No te tienen que convencer de nada, sino que tú debes sentirte bien. A partir del trabajo con estimulación bilateral las personas ven por sí mismas los cambios y progresos.

Las sesiones son de una hora de duración.

En cuánto tiempo se solucionen los problemas depende del tipo de problema y persona.

Si tú mismo no le das importancia a tu problema… ¿por qué te has planteado pedir ayuda?

Hay muchos tipos de profesionales dentro de la psicología.

No todos trabajan igual de bien todos los temas y no por ello son malos profesionales, sino que no han sabido derivar aquello que no manejan.

Que tengan el título de Psicólogos no los convierte en buenos profesionales, así como trabajar en un colegio no te hace ser buen profesor. Hay muchísimos buenos profesionales en la psicología que pueden ayudarte según tus creencias y necesidades, que hayas tenido mala suerte con algunos no significa que debas cerrar tus puertas, seguro que hay otro compañero que sabrá ayudarte con tu problema.

En que se diferencian ...

  • Un Licenciado corresponde al Plan antiguo, en el que se estudiaban 5 años la carrera.
  • El Graduado tiene 4 años de carrera y la obligación de cursar un máster para poder ejercer.

El psicólogo sanitario puede diagnosticar, evaluar y tratar a los pacientes al igual que un psicólogo clínico, con la diferencia de que no puede ejercer en sanidad pública, pues para ello debe hacer las oposiciones PIR y conseguir su plaza.

  • El psiquiatra es un médico especializado en el cerebro. Lo que hace diferente es medicar, es decir, es quien prescribe y manda medicamentos. El psicólogo no puede realizar esa función y en caso de necesidad se deriva al psiquiatra para que le mande la correspondiente medicación y poder seguir con el tratamiento psicológico.
  • A veces los problemas que tenemos nos afectan demasiado y no nos permiten hacer vida normal. Para poder iniciar un tratamiento necesitamos una ayuda externa que nos permita levantarnos de la cama. Una vez se vayan trabajando los problemas y el paciente se vaya encontrando mejor la medicación debe desaparecer y si el problema se quita de raíz es innecesario volver a medicarse