Presión en la cabeza por ansiedad: origen y causas

Tiempo de lectura: 5 minutos
¡Danos tu opinión!

Aunque los motivos pueden ser distintos en cada persona, son muchas las personas que actualmente sienten presión en la cabeza, causada por la ansiedad. De hecho, esta es una de las dolencias más extendidas entre la población mundial.

Y si bien no se trata de una patología grave, existen casos de pacientes que se sienten realmente incapacitados para realizar actividades que se consideran cotidianas, sin importar lo comunes y sencillas que estas sean.

Origen y causas de la presión en la cabeza

Un psicólogo es el especialista que puede diagnosticar la ansiedad, ese padecimiento que podría estar causando la presión en la cabeza con dolor.

Lo cierto es que existen varios tipos de presión en la cabeza, ya sea por la ansiedad o por otros motivos que generan este dolor en el individuo. Entre los principales, se pueden destacar las migrañas, caracterizadas por afectar lateralmente a la cabeza, que se acentúan conforme vayan pasando los días.

Normalmente, las migrañas suelen estar acompañadas de un dolor indescriptible detrás de los ojos, e, incluso, puede ocasionar en el individuo una hipersensibilidad a la luz y al ruido, náuseas y vómitos.

En segundo lugar, están los dolores alérgicos. Se trata de una presión en la cabeza, pero vinculada a problemas de sinusitis y a diversas reacciones alérgicas. Este dolor suele ir acompañado de estornudos, ojos con lágrimas y sibilancias al respirar.

Después, tenemos los dolores y la presión en la cabeza por ansiedad, denominados “en racimo”. Generalmente, se trata de unos dolores bastante extremos, descritos por los pacientes como verdaderamente insoportables.

Este dolor se ubica detrás de los ojos y suele ser de corta duración (de entre 30 a 120 minutos). Lo peor de ellos es que este tipo de episodios se vuelven recurrentes, de lo que deriva precisamente que sean llamados de esta forma.

Dolores físicos por la presión en la cabeza

Debido a esta presión en la cabeza, es necesario destacar como uno de los principales problemas la fatiga visual, también producida por ataques y por la ansiedad, pudiendo desembocar en un dolor bastante fuerte. Esta fatiga visual se relaciona, sobre todo, con el esfuerzo que hacen los ojos para enfocar los objetos.

Diversos estudios y pruebas científicas también han demostrado que la presión en la cabeza también puede ser inducida por el ejercicio físico. Son dolores que aparecen de improviso después de realizar algún entrenamiento de alto impacto e intensidad.

Sin embargo, el dolor de cabeza más extendido es el de tipo tensional, cuando la presión en la cabeza se apodera del paciente, también llamado cefalea, causa indubitable de las presiones diarias y de la manera individual de gestionar los problemas.

El dolor de cabeza tensional se vincula y se asocia al estrés y a la contracción muscular. Estos ocurren solo de manera ocasional y como respuesta a un evento traumático.

Sin embargo, dichos dolores producidos en la cabeza también pueden ser crónicos y aparecer con frecuencia. Algunos son tan constantes que se dan diariamente y con una intensidad variable.

Dolor de cabeza producido por estrés: causas

El dolor de cabeza producido por el estrés u otras circunstancias similares es muy común y ocurre cuando los músculos del cuello, el rostro y el cuero cabelludo se contraen produciendo un dolor muy intenso.

No obstante, pese a todos los estudios y evaluaciones realizados, su causa precisa es aún desconocida por la ciencia médica. Los factores primordiales que pueden contribuir al dolor de cabeza tensional son diversos.

Tal y como se ha mencionado anteriormente, las causas principales pueden ser el estrés, la depresión, la ansiedad, el cansancio visual, la mala postura al sentarse o al estar acostado, lesiones artríticas en el cuello o, incluso, algún desbalance químico en el sistema nervioso.

Presión en la cabeza y sensación de mareo

Lo que se conoce normalmente como presión en la cabeza y sensación de mareo es un término acuñado con la finalidad de describir a una amplia variedad de sensaciones: debilidad, atontamiento, inestabilidad y/o desvanecimiento.

Dichos mareos generan en el paciente la falsa sensación de que él mismo o su entorno cercano están girando. Es lo que se conoce coloquialmente también como “vértigo”.

Los mareos son una de las causas más frecuentes que generan dolor de cabeza y por las que, sobre todo, las personas adultas acuden a revisión médica, ya que, sin duda, afectan considerablemente a la vida cotidiana de quien los sufre.

Presión en la cabeza por tensión alta

La presión en la cabeza por tensión alta o hipertensión es una enfermedad en la cual la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias aumenta considerablemente, provocando problemas de salud a la larga, tales como una posible patología cardíaca.

Sin embargo, la presión en la cabeza por tensión alta no solo se encuentra asociada a la cantidad de sangre que el corazón bombea, sino, además, al nivel de resistencia al flujo sanguíneo en las arterias. Es decir, a mayor cantidad de sangre bombeada desde el corazón y cuanto más estrechas sean las arterias, mayor presión arterial.

Por fortuna, es posible diagnosticar rápidamente la tensión arterial alta. Y, una vez que la persona sabe de su padecimiento, podrá ser capaz de controlarla con la ayuda de un profesional especializado.

¿Cómo aliviar el dolor de nuca y de cabeza?

Para aliviar el dolor de nuca y de cabeza en casa, sobre todo el producido por el estrés y la ansiedad, lo más recomendable, sin lugar a dudas, es tratar de mantenerse en calma. Aunque esto puede ocurrir sin límites de edad, sucede más comúnmente en pacientes adolescentes y adultos.

El dolor de nuca y de cabeza se produce cuando los músculos del cuello y del cuero cabelludo se presionan y se contraen. De hecho, el cuerpo puede usarlos en respuesta al estrés, a la ansiedad, a la depresión, o incluso para paliar alguna consecuencia de un traumatismo craneal.

Sin embargo, la primera tarea para proceder a su solución es acudir a un profesional, que será quien, en primer lugar, diagnosticará el problema que se está sufriendo. Y, en segundo lugar, será quien determine las pautas a seguir para poder controlar esta situación y poder dar solución al problema que está originando dicha presión en la cabeza.

Tratamiento profesional

Como se comentaba, cuando se sufre una presión en la cabeza por ansiedad, lo mejor siempre es acudir a consulta con un psicólogo, pues solo este especialista tiene el conocimiento necesario para guiarte en el proceso que permitirá retornar a la calma la mente y cuerpo del paciente.

Si te ves representado con alguno de los problemas que he ido comentando a lo largo de este artículo, no dudes en contactar conmigo. Juntos veremos qué está causando dicha presión y trataremos de darle solución para recuperar la calma y el bienestar en tu vida.

Psicóloga Licenciada, Máster en Psicología General Sanitaria y Máster en EMDR.