¿Qué es y en qué consiste la terapia cognitivo conductual?

Dentro de los posibles enfoques terapéuticos más utilizados a la hora de tratar diferentes trastornos psicológicos la terapia cognitivo conductual es una de las que mejores resultados  ofrece convirtiéndola en el tratamiento preferente de muchos psicólogos.

La Terapia Cognitivo Conductual es un tratamiento de naturaleza científica utilizado en el campo de la psicología para la resolución, o el alivio de los problemas mentales que afectan a las personas, por lo que está basado en principios empíricos fundamentados en una corriente teórica cuyos resultados pueden ser medidos y comprobados.

¿Pero por qué la Terapia Cognitivo Conductual es tan efectiva?

Para saber en qué consiste la Terapia Cognitivo Conductual y entender su eficacia hay que partir de las bases en las que se asienta este tipo de intervención terapéutica.

En los trastornos psicológicos se presentan diferentes componentes:

Por un lado nos encontramos con la conciencia subjetiva en la que conviven las sensaciones interiores que presenta cada paciente en relación a sus propias ideas, y como los pensamientos inadecuados generan emociones negativas que influyen en su comportamiento y respuestas desadaptadas frente a los demás.

Por otro lado está la visión exterior, o percepción de esa conducta y respuestas incoherentes captadas por el entorno del paciente.

Partiendo de ambos conceptos y siempre con el objetivo de lograr mejorar el bienestar de la persona que padece un trastorno psicológico, la Terapia Cognitivo Conductual no solo se ocupa de las respuestas o conducta observable provocada por estímulos externos, sino que tiene en cuenta la forma de percibir y procesar la información desde la mente del paciente.

terapia cognitivo conductual

En este sentido se considera que la elaboración de los pensamientos, está en directa relación con los esquemas mentales propios de cada individuo.

Por tanto la Terapia Cognitivo Conductual trabaja con sistemas que están estructurados en distintas categorías en las que se encuadran los pensamientos disfuncionales que distorsionan la realidad repitiéndose de forma continua o cíclica, produciendo un gran sufrimiento a quién lo padece.

Teniendo como base el diálogo, el psicoterapeuta ayuda a su paciente a identificar esos pensamientos nocivos y desadaptativos que son la base del malestar, a la vez que se descubre su origen.

A través del reconocimiento de experiencias contrarias a las creencias del paciente se consigue identificar los pensamientos alejados de la realidad, y los esquemas erróneos que dan origen a esas ideas.

Los esquemas mentales que originan pensamientos disfuncionales, tienen su origen entre otros en la propia personalidad del paciente, entornos sociales, modelos culturales y familiares, por lo que una vez identificados y revisados pueden ser modificados por la propia mente de la persona que al quedar liberada cambiará su forma de percibir, y responder.

¿En qué tipo de trastornos es más eficaz la Terapia Cognitivo Conductual?

Este tipo de tratamiento se suele aplicar en Terapia individual, para la resolución de un gran número de trastornos y problemas psicológicos como la baja autoestima, los desórdenes alimenticios, adiciones, fobias o trastornos límites de la personalidad, entre otros.

La Terapia Cognitivo Conductual se puede aplicar sola o en combinación con determinados medicamentos prescritos en como terapia para la depresión, o la ansiedad, pero en cualquier caso este tipo de psicoterapia consigue muy buenos resultados, aplicada de forma aislada, al reducir significativamente los síntomas nocivos, sin crear adición, ni padecer efectos secundarios.

Un ejemplo muy típico de aplicación de este tipo de terapia es el caso de pacientes con anorexia o bulimia, en los que claramente el comportamiento está afectado por una estructura mental que puede tener su origen en patrones estéticos del entorno que influyen de una poderosa forma sobre el criterio de la persona.

También puede que el esquema mental que rige un comportamiento dañino para el paciente que voluntariamente sufre trastornos de la conducta alimentaria, venga generado desde una gran exigencia personal motivada por una baja autoestima, u otros motivos.

En cualquier caso y tras focalizar el origen del trastorno, el psicoterapeuta ayudará al paciente a reconocer e identificar por sí mismo su errónea interpretación sobre la propia percepción de su imagen, para que modifique las ideas dañinas y las tensiones internas que generan unos esquemas mentales contradictorios a través de la reestructuración cognitiva.

¿Cómo son las sesiones de Terapia Cognitivo Conductual?

terapia cognitivo conductual

Durante la primera sesión el psicoterapeuta irá recogiendo información sobre el paciente para establecer el tipo de tratamiento más adecuado.

A través del diálogo desarrollado en las siguientes sesiones el psicólogo irá respondiendo a la información que le va trasmitiendo su paciente, bien enfatizando sobre algunos aspectos para dar tiempo a que la persona revise su pensamiento, bien a través de preguntas que le hagan replantear la contradicción entre sus creencias y actitudes, con el objetivo de que llegue a sus propias conclusiones personales.

Una vez que el paciente reconozca esos pensamientos que le generan sufrimiento por su incoherencia, y sea plenamente consciente de eso, se puede abordar la segunda parte de la intervención en la que se fijarán previamente unas determinadas metas a conseguir con las que el paciente deberá estar comprometido.

En esta fase el psicoterapeuta aportará herramientas a través del entrenamiento, para manejar mejor los estímulos exteriores y el procesamiento de ideas más útiles y adaptativas, presentando al paciente diferentes estrategias que este libremente escogerá, en función del grado de utilidad o facilidad que para él pueda presentar cada una de ellas.

De todos modos y dado que los resultados pueden ser verificados y medidos en todo momento, siempre se pueden revisar o modificar dichas estrategias, para adaptarlas a una mejor consecución de resultados en la Terapia Cognitiva Conductual.

Con posterioridad a que se produzca el alta, siempre se pueden fijar sesiones esporádicas para revisar y mantener los resultados, o a demanda del paciente cuando este vea que lo necesita.

Puntos fuertes de la Terapia Cognitiva Conductual y comparativa con otro tipo de terapia

A diferencia de otros tipos de terapias psicológicas menos contrastadas, este tipo de psicoterapia esta validada por su carácter científico, gracias a la posibilidad de observar y cuantificar la consecución de objetivos.

El tiempo empleado para conseguir la mejoría de los pacientes es significativamente menor que en la utilización de otros tratamientos de salud mental, que requieren de mayores plazos tanto para establecer el diagnóstico, como a la hora de su aplicación.

terapia cognitivo conductual

Los tratamientos en los que se utilizan las bases de Terapia Cognitivo Conductual, pueden ser utilizados con personas de cualquier edad, y rango cultural o social, partiendo del momento presente y la distorsionada manera de procesar la información que afecta al estado de ánimo y como consecuencia de éste a la conducta.

La Terapia Cognitivo Conductual garantiza tratamientos más duraderos y estables, al trabajar de forma personal y voluntaria directamente sobre los procesos cognitivos asociados a las emociones y el comportamiento.

Y ahora que ya sabes en qué consiste la Terapia Cognitivo Conductual, y de qué forma puede ayudarte, no dejes que tu estado de ánimo y tus pensamientos te destruyan, porque existe un remedio eficaz en cuánto que des el primer paso.

Contacta con nosotros ya, “porque podemos hacer mucho para ayudarte a cambiar tu vida”.