¿Qué es y en qué consiste la Terapia EMDR?

La Terapia EMDR es una técnica psicoterapéutica utilizada en el campo de la psicología desde hacer cerca de treinta años, es una de las pocas técnicas reconocidas a nivel mundial (por la OMS) para el tratamiento del estrés post traumático, fobias, trastornos alimentarios, sexuales, TOC y dependencias entre otros.

Las siglas de la Terapia EMDR, significan Eye Movement Desensibilization and Reprocesing, que traducido significa Desensibilización y Reprocesamiento por los movimientos oculares.

Este tipo de terapia psicológica, surge con la psicóloga Francine Shapiro que trata de establecer una conexión entre los dos hemisferios cerebrales a la hora de trabajar la información sobre experiencias difíciles en la vida de las personas, o hechos del pasado, que interfieren de forma negativa en el presente, con el objetivo de atenuar sus efectos negativos.

Esta psicóloga realizó trabajos de investigación con soldados que habían vuelto traumatizados de la guerra de Vietnam para comprobar la eficacia del método EMDR, observando que conseguía reducir los síntomas del Trastorno por Estrés Post Traumático en estas personas.

Pese a que la Terapia EMDR tiene su base en el reprocesamiento a través de los movimientos de los ojos, la estimulación bilateral se realiza también mediante tapping o auditiva. Integra modelos teóricos de distintas escuelas, reintegrándolas de forma singular en éste tipo de psicoterapia EMDR.

¿En qué consiste la Terapia EMDR?

Cuando un paciente acude a una consulta para recibir una terapia EMDR, lo primero es identificar el origen del conflicto mediante la comunicación entre paciente y psicoterapeuta, a través de una entrevista abierta, para posteriormente poder crear un esquema de trabajo en el que ver el origen de los traumas y todo aquello que es consecuencia de.

En el tratamiento EMDR, se trabaja con las experiencias traumáticas o heridas emocionales, permitiendo identificar, ver, procesar y comprender los aspectos más angustiosos dentro de esa experiencia.

El objetivo final del trabajo con la técnica EMDR es que aquello que sentíamos como algo que nos afectaba mucho en nuestra vida, deje de afectarnos, adquiriendo puntos de vista diferentes y herramientas para afrontar dichas situaciones, así se refuerza la autoestima y aceptamos nuestro pasado, dejando éste de afectarnos y condicionar nuestro presente.

Por otro lado la terapia EMDR trabaja desde el planteamiento de experiencias pasadas, y situaciones presentes que resultan estresantes, para establecer que pensamientos y conductas se desean obtener en adelante.

A través del movimiento ocular y otras estimulaciones bilaterales se produce la evocación del recuerdo traumático, con los detalles que más han incidido en el estado de angustia posterior, para reprocesar la información de tal manera que resulte más adaptativa y permita afrontar con normalidad la vida diaria.

terapia edmr

Las estimulaciones bilaterales en el tratamiento EMDR se realizan guiados por el psicoterapeuta.

Otras estimulaciones bilaterales que se utilizan en este tipo de psicoterapia EMDR, consisten en la emisión de sonidos que se alternan para ser percibidos por uno u otro oído, o la estimulación kinestésica por la que el psicoterapeuta aplica ligeros toques alternando ambos hombros del paciente, o sobre sus manos.

Los datos obtenidos a través de distintas investigaciones, apuntan a que más del 90% de las personas que han recibido tratamientos con técnica EMDR en tres sesiones de hora y media, han conseguido superar los síntomas de una experiencia traumática única, como puede ser una violación, o haber vivido una catástrofe natural.

Evidentemente el porcentaje se reduce (con respecto a ese número de sesiones y tiempo de duración) cuando se trata de personas con traumas múltiples, a la vez que se alarga la duración de la Terapia EMDR.

Este tipo de terapia puede ser combinada con otras como la Terapia Cognitivo Conductual que aborda los problemas desde la relación de los pensamientos y la conducta, o la Terapia Sistémica más centrada en el núcleo o sistema familiar.

¿Cuánto tiempo hay que ir a Terapia EMDR?

Cómo en otros tipos de terapias psicológicas, no existe una cantidad de tiempo estándar o número de sesiones, porque dependerán del estado psicológico de cada paciente y su historia de vida, de tal manera que un determinado tipo de trauma poco complejo, puede ser resuelto en cinco sesiones, mientras que otros trastornos graves pueden necesitar de tratamientos mucho más largos.

Pero es cierto que muchas personas consideran, que la psicoterapia EMDR les ha ayudado más que otros tipos de psicoterapia con otros enfoques, reduciendo la angustia, o cualquier sensación negativa, ante determinados pensamientos.

Qué tipo de trastornos psicológicos se pueden tratar con Terapia EMDR

Además de haber demostrado sobradamente su efectividad en cualquier tipo de Trastorno por Estrés Postraumático, como el que sufren las víctimas de terrorismo, abuso sexual, asaltos con violencia, vivencia de desastres naturales, o accidentes catastróficos, el método EMDR constituye una eficaz alternativa psicoterapéutica en otros muchos tipos de problemas como:

Fobias.

Duelos por fallecimiento o separación.

Trastorno de pánico.

Trastorno de ansiedad.

Trastornos alimentarios.

Trastorno obsesivo compulsivo.

terapia emdr

Aumento del rendimiento en determinadas actividades como las deportivas y artísticas.

Como sería imposible explicar en estas líneas por qué la Terapia EMDR es tan efectiva en cada tipo de trastorno de los que hemos mencionado, vamos a ver un ejemplo.

Terapia EMDR para superar el Trastorno de Estrés Post Traumático

Una persona va a terapia por tener problemas de pareja, en este caso el problema de pareja sería una “t” pequeña, pues produce un mal estar emocional persistente que modifica nuestra actividad diaria. Al recoger la historia de vida de esa persona vemos como tiene un apego con los padres totalmente disfuncional, ausencia de padre y apego evitativo-ambivalente por parte de la madre. Trabajando con el apego de los padres y su YO NIÑA, se da cuenta de que ha buscado una pareja que “reemplaza” ese padre que nunca estuvo, por lo tanto no es una relación sana de dos adultos, sino de una niña que busca el cariño de su padre. Al ver esto que tiene en su pasado y no había trabajado nunca, empieza a entender las cosas y adquirir herramientas que antes no tenía. Su autoestima empieza a mejorar y ya no necesita ser dependiente. La relación con su pareja empieza a mejorar puesto que ya no exige como una niña, sino que trata a su pareja como una persona adulta, independiente que sabe lo que quiere y necesita.

La psicología EMDR, parte del concepto de trauma como herida emocional, a consecuencia de haber sufrido experiencias, percibidas como amenazas en nuestra vida.

Esta información se queda mal almacenada en la mente, o de forma disfuncional, lo que hace que la persona no pueda utilizarla adecuadamente integrándola en sus experiencias cotidianas, siendo la causa de muchos trastornos psicológicos y sus síntomas, pues a raíz de ahí modifican nuestro comportamiento posterior.

La intensidad del daño que puede producir un trauma, es independiente de la gravedad objetiva percibida por el resto, depende de la autoestima propia de la persona, el apoyo emocional con el que cuenta, sus circunstancias, sensibilidad, edad, educación y otros factores personales.

El trauma es información negativa mal procesada con un efecto nocivo permanente, salvo que se trate con ayuda profesional.

En este sentido la psicología EMDR, considera que para cada cual una mala experiencia vital como la muerte de un familiar, la pérdida del trabajo, o quedar sin hogar, es tan traumatizante como el hecho de haber presenciado una catástrofe natural, o haber vivido un conflicto armado, porque se trata de las experiencias vividas con mucho dolor por el propio yo.

Dentro de los traumas se pueden establecer dos categorías, aquellos en los que se siente que se va a perder la vida o se quiere perder son los llamados “T” grandes; o aquellos en los que sufrimos mucho (herida emocional) y a raíz de ahí vemos nuestra vida modificada, son los llamados “t”

Por tanto al utilizar la Terapia EMDR, para enfocar el trastorno desde su raíz, ayuda a reformular el pensamiento para adaptarlo a la realidad, reduciendo hasta desaparecer, los síntomas generados por los recuerdos.

terapia emdr

Grado de eficacia de los tratamientos con Terapia EMDR

La Asociación Americana de Psiquiatría ha reconocido la Terapia EMDR como el sistema terapéutico más eficaz que se conoce para tratar el Trastorno de Estrés Post Traumático, junto con el Departamento de Defensa de E.E.U.U., que ha publicado varios informes en este sentido.

Otros organismos como el Consejo Nacional de Salud Mental de Israel o el Departamento de Salud Mental de Irlanda del Norte, también han recomendado el uso de EMDR como uno de los tratamientos más eficaces para víctimas de terrorismo.

Y ahora que ya sabes qué es y en qué consiste la Terapia EMDR, si necesitas ayuda psicológica, te ofrecemos la posibilidad de solicitar una primera consulta con nosotros, y te informaremos del tratamiento más adecuado para tu problema, sin ningún compromiso.