Los 4 tipos de bulimia y sus características

Entre todos los trastornos alimentarios se encuentra la bulimia, una enfermedad que tiende a confundirse con la anorexia pero que son diferentes. Por ello, en el siguiente post de Patricia Garzón vamos a contarte qué es y los tipos de bulimia que existen.

¿Qué es la bulimia?

No podemos empezar por los tipos de bulimia que hay, si no explicamos antes el concepto de esta enfermedad alimenticia. Pues bien, aunque a muchos les sonará esta enfermedad, es importarte no confundirlo con otro tipo de trastornos alimenticios.

La bulimia como hemos indicado anteriormente, es un trastorno de alimentación que se caracteriza por ingerir atracones de comida continuos y acto seguido se realice una conducta compensatoria forzada y antinatural para establecer un control del peso. Estas conductas pueden ser vómitos inducidos, uso excesivo de laxantes y enemas, diuréticos, ayunar o hacer deporte de manera exagerada.

También, las personas que padecen esta enfermedad tienen la sensación de perder el control a la hora de ingerir alimentos ya que no pueden controlar la cantidad de comida que están ingiriendo y por lo tanto, les genera una gran preocupación por su físico y peso.

fases-de-la-bulimia

Fases de la bulimia

Ahora que ya sabemos el concepto de bulimia y alguna de sus características,  antes de contarte los 4 tipos de bulimia que existen, es interesante que se conozcan las fases de este trastorno alimentario.

De tal manera, que si mientras lo estás leyendo te sientes identificado es recomendable que te pongas en manos de un experto en la materia que te hará entender la gravedad del asunto y te ayudará a enfrentarte a tus miedos y ver que la comida no es ningún tormento sino todo lo contrario.

Las fases de la bulimia son las siguientes:

Intento de control de la alimentación

En un primer momento, la persona que sufre este trastorno alimentario quiere llevar una planificación estricta sobre su alimentación con el fin de perder peso. Todo ello deriva en un control obsesivo sobre lo que se ingiere diariamente y se convierte en un estado permanente de alerta y preocupación.

Atracón

Todo el control mencionado anteriormente se pierde una vez llegados a este punto: el atracón. Esta fase es muy común en todos los tipos de bulimia que veremos a continuación ya que supone la pérdida de control. ¿Y qué quiere decir esto? Es la ingesta masiva de mucha cantidad de comida y bebida para saciar el impulso y la ansiedad. Además, este tipo de alimentos que se ingieren de esta manera tan frentica suelen ser “alimentos prohibidos”.  La frecuencia de estos atracones varía mucho.

La purga o conductas compensatorias

Inevitablemente, después de la pérdida de control aparece la purga que consiste en el sentimiento de culpa. Las consecuencias de esta culpabilidad que ocupa la mente de la persona que sufre esta enfermedad alimenticia, se traduce en un arrepentimiento profundo de la ingesta masiva y descontrolada.

Como consecuencia, utilizan recursos para no ganar peso fruto del atracón. Estos recursos pueden ser desde la provocación del vómito, realizar ayunos, usar laxantes o practicar ejercicios de forma extrema.

Estado de vigilancia

Y por último, aparece el sentimiento de malestar que está asociado a un estado de preocupación y vigilancia. Las personas afectadas por esta enfermedad recurren a pensamientos negativos y se martirizan constantemente.

bulimia-sin-purga

Tipos de bulimia

Ahora que ya tenemos algunos conceptos claros, vamos a pasar a explicar los tipos de bulimia que existen. Aunque haya unas características comunes se pueden dividir en diferentes tipos:

Bulimia purgativa o purgante

Este es uno de los tipos de bulimia más comunes. Su característica principal es que vienen acompañado por una fase de purgación.

En esta fase, se produce la auto provocación de la expulsión de la comida a través de vómitos. Sus efectos son muy perjudiciales para la salud ya que los ácidos del estómago dañan las células y también produce un desgaste del esmalte de los dientes.

Otras conductas propias de este tipo de bulimia, son los diuréticos y los laxantes para poder expulsar las calorías ingeridas.

Ambas conductas, son una manera desesperada de intentar revertir el atracón de comida que genera grandes sentimientos de culpabilidad y malestar.

Bulimia no purgativa

A diferencia del anterior tipo, en este caso después del atracón no existe ninguna purga sino que se realiza una conducta compensatoria. Es decir, en vez de recurrir a los vómitos, diuréticos o laxantes como remedio de la ingesta masiva de alimentos, se produce un abuso excesivo de ejercicio físico para eliminar las calorías ingeridas o se recurre al ayuno durante largos periodos.

Bulimia asociada a la obesidad

Este es uno de los tipos de bulimia que se da en personas con un grado de obesidad. En este caso, la persona que sufre este trastorno alimenticio presenta sobrepeso y no se siente a gusto con su físico lo que conlleva a una falta de autoestima muy grande de la persona.

Bulimia asociada al peso variable

Este es otro de los tipos de bulimia según el grado de obesidad que se da en personas que sufren cambios de peso exagerados. Esto genera en la persona una costumbre o una convicción de que podrá perder peso cuando quiera.

Por lo tanto, esto provoca que esas personas no sientan que tienen un problema de salud y les sea más difícil reconocer su problema.

bulimia-nerviosa

Pide ayuda profesional

Si tienes algún familiar o un amigo que esté sufriendo este tipo de trastorno alimenticio, o tú mismo después de leer este post sobre los tipos de bulimia te sientes identificado, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Piensa en ti y en tu salud ya que sin ella no podrás disfrutar del resto.

No sientas vergüenza en dar el primer paso solicitando la cita, nosotros nos encargamos del resto para que goces de la mejor salud. ¡Anímate!