Tipos de TOC: Todo lo que debes saber

Tiempo de lectura: 8 minutos
¡Danos tu opinión!

Se conoce como TOC o Trastorno Obsesivo Compulsivo un tipo de problema psíquico caracterizado por ideas recurrentes que aparecen de forma involuntaria y persistente, generando miedo, inquietud o aprehensión de forma obsesiva. Se trata de un nexo común presente en todos los tipos de TOC, como son el de contaminación, repetición, acumulación, verificación y orden.

La ansiedad que este tipo de pensamientos inaceptables produce en las personas afectadas favorece el desarrollo de comportamientos con los que tratan de reducir su inquietud o angustia, a través de conductas estereotipadas asociadas a esos pensamientos.

Las distintas formas de pensamiento obsesivo y manifestaciones compulsivas que estas personas presentan dan lugar a una amplia clasificación dentro de las ideas y rituales más habituales entre los pacientes diagnosticados con distintos tipos de TOC. Como el resto de trastornos psíquicos, el TOC produce sufrimiento y limitación en la vida de quienes los sufren.

Es importante comentar, que ninguno de esos pensamientos, por muy negativos que parezcan, son voluntarios, por tanto, no hay que tener miedo de ellos porque la persona no quiere llevarlos a cabo y hace lo posible de forma racional, para evitarlos.

No hay que tener miedo de las personas con TOC, ni mucho menos quieren pensar lo que piensan, ni les convierte en malas personas. Es una manera involuntaria de su cerebro dar herramientas de control. Si fuese un pensamiento tonto, no le echaríamos cuenta. Por ello suele ser algo muy negativo, para que intentes controlarlo como sea (aunque al final se suele conseguir lo contrario, que es cada vez menos control).

Al entender lo que ocurre, dejamos de darle importancia al pensamiento, dejamos de tener los comportamientos compulsivos y el TOC deja de estar.

tipos de toc

Si te encuentras mal ahora mismo y sufres alguno de los síntomas mencionados, es posible que te sientas identificado con alguno de los tipos de TOC que te voy a explicar en este artículo. No obstante, no debes preocuparte, ya que estos problemas tienen solución. El TOC se cura acudiendo a la consulta de un psicólogo que te ayude a superar tus obsesiones a través de una terapia adecuada. Yo estoy esperando recibirte.

Manifestaciones y conductas dentro de los tipos de TOC más habituales

A través de cada rito se puede reconocer el tipo de pensamiento que desencadena una conducta repetitiva siempre encaminada a evitar las consecuencias de aquello que se teme, o no se acepta, lo cual puede producir miedo y, en cualquier caso, una reacción emocional que eleva el nivel de ansiedad de la persona que padece TOC.

Entre los tipos de TOC más habituales podemos destacar:

Personas que se dedican constantemente a comprobar elementos, lugares y acciones

Las personas que tienen este tipo de TOC están totalmente obsesionadas con su propia protección frente a la entrada de intrusos que les puedan dañar o robar. Así por ejemplo, comprueban una y otra vez todas las cerraduras de su casa, ya que esta inseguridad les produce un enfermizo sinvivir.

Además, estos mismos individuos pueden llegar a desarrollar conductas maniáticas de comprobación repetitiva sobre el correcto estado de instalaciones de gas, chimeneas, placa de cocina u otros elementos similares con el objetivo de cerciorarse de que no se producirá un accidente que pueda poner en riesgo su vida por incendio o explosión en el domicilio.

Otros tipos de TOC similares dentro de esta categoría son los que se desarrollan a nivel laboral, con comportamientos repetitivos comprobando una y otra vez una misma tarea, sea una cuenta, un escrito, o cualquier otro tipo de acción con el objetivo de asegurarse de que es totalmente correcta.

tipos de toc

Personas que se lavan y limpian las manos en cada momento

En las personas que se lavan y limpian compulsivamente las manos o la cara predomina la idea de ser contagiados por una enfermedad peligrosa, junto al asco que produce hasta la suciedad más invisible y la necesidad de llevar al límite la limpieza en estos tipos de TOC.

Es importante tener en cuenta que este tipo de conducta puede llegar a ofender a quienes rodean a estas personas, por lo que su conocimiento por parte de los seres más cercanos y con los que pasan tiempo continuamente resulta fundamental para evitar generar conflictos.

Obsesivos del orden

La simetría y la inflexibilidad son los conceptos más destacados en personas con estos tipos de TOC, puesto que necesitan estar constantemente comprobando y colocando todos los objetos, mobiliario y enseres que les rodean. Estos individuos pueden llegar a ser capaces de interrumpir incluso acciones prioritarias por colocar algo que según su apreciación no está milimétricamente en su posición original.

Supersticiosos

Las personas que sufren estos tipos de TOC deben repetir continuamente determinadas acciones rituales que según sus creencias alejan las posibilidades de sufrir accidentes o desgracias. Pueden hacerlo a través de gestos como tocar un mueble de madera constantemente o santiguándose rápidamente cada vez que se habla o aparecen esas ideas.

tipos de toc

Acumuladores de objetos

En este tipo de Trastorno Obsesivo Compulsivo, la idea recurrente es la posibilidad de encontrarse en una situación de necesidad futura, que obliga a guardar todo tipo de objetos y cachivaches propios y ajenos por si hicieran falta.

Personas que temen sus propios pensamientos violentos

Entre los tipos de TOC más preocupantes y perturbadores están los que sufren determinadas personas que involuntariamente piensan en dañar a otros, aprovechando su superioridad física o determinadas situaciones de vulnerabilidad de su víctima, que puede ser infantil, sexual, un enfermo o incluso una persona de la tercera edad.

En estos casos el comportamiento obsesivo es evitativo y se centra en esconder o quitar de la vista aquello que se puede utilizar para hacer daño, como almohadas, tijeras u otros elementos. Al mismo tiempo, se intenta eludir la posibilidad de permanecer a solas con quién aparece repetitivamente como víctima en su pensamiento.

Tipos de TOC en los que no se puede detectar manifestaciones visibles

Además de los rituales y conductas compulsivas observables de forma objetiva, existen otra serie de rituales cognitivos o rumiaciones mentales en los que los pensamientos obsesionantes y la ansiedad que generan se intentan neutralizar con otras ideas o imágenes repetitivas.

tipos de toc

Dado que estos tipos de TOC solo pueden ser reconocidos por quienes se encuentran en la propia situación, la solución a estos trastornos pasa por acudir a una consulta de salud mental para contar lo que les sucede, buscando cuál será la solución de psicoterapia más adecuada para cada caso en particular.

En esta categoría se encuentran las personas que padecen los siguientes tipos de TOC:

  • Quienes comprueban a nivel mental cada una de las ideas obsesivas en lugar de hacerlo a nivel físico.
  • Los repetidores mentales que repasan una y otra vez la información sobre temas obsesionantes, sobre ideas del presente o incluso del pasado.
  • Creyentes y personas muy religiosas con ideas obsesivas sobre pensamientos pecaminosos que están asociados al mal.

Como ya te he contado antes, el TOC se cura. No obstante, como sucede con el resto de problemas mentales, es un trastorno que necesita tratamiento continuo para evitar una evolución negativa y discapacitante que lo lleve a desembocar en problemas como:

  • Fracaso escolar
  • Despidos laborales
  • Adicción al alcohol y otras sustancias perjudiciales para la salud
  • Aislamiento social y pensamientos o tentativas de suicidio

¿Cómo es una persona con TOC?

Ahora que conoces perfectamente todos los tipos de TOC que existen, quiero explicarte cómo es una persona con TOC por si tienes a alguien en tu entorno más cercano que sospeches que pueda estar sufriendo estos trastornos debido a sus comportamientos.

Los individuos con Trastorno Obsesivo Compulsivo suelen definirse como exitosos en el ámbito profesional, aunque en lo personal y familiar su situación es menos propicia por la intromisión del TOC que padecen. Como hemos podido ver, esta afección mental desencadena conductas inusuales y que complican el desarrollo natural de la vida de una persona, por lo que pueden presentar dificultades en múltiples ámbitos del día a día.

Padecer cualquiera de los tipos de TOC que hemos analizado suele ser consecuencia de traumas del pasado, en los que la persona ha perdido el control y su cerebro le ayuda a crear, como defensa, cosas en las que pensar para tratar de recuperar la sensación de control perdida.

Otra posible causa es haber tenido una familia sobreprotectora y controladora, haber encadenado varias etapas angustiantes en la vida, haber tenido una infancia complicada, así como tener antecesores que padecían el trastorno.

¿El TOC se da en personas inteligentes?

Sí, es totalmente cierto que cualquiera de los tipos de TOC que te he explicado previamente pueden darse en personas inteligentes. De hecho, generalmente suelen ser las personas más astutas y perfeccionistas quienes padecen esta clase de trastornos mentales y les llevan a actuar de manera inusual; muchas veces, en contra de quienes tienen a su alrededor.

A pesar de que se suele describir a estos individuos con adjetivos positivos como “buenos, inteligentes, imaginativos o lúcidos”, son atributos que pueden convertirse en negativos fácilmente como consecuencia de las obsesiones y compulsiones que constantemente sufren y les hacen actuar en consecuencia.

tipos-toc

¿El TOC se cura con fármacos?

Las investigaciones realizadas por especialistas del sector han determinado que los fármacos pueden ser de ayuda para cambiar la forma en la que el cerebro humano funciona cuando se sufre alguno de los tipos de TOC. No obstante, numerosos estudios han demostrado que es necesario someterse a una terapia cognitiva conductual y/o terapia EMDR.

Este método de tratamiento resulta mucho más efectivo que la propia medicación para la mitigación de los síntomas y frenar su avance. La medicina puede favorecer a sobrellevar mejor una situación de depresión o un caso grave de Trastorno Obsesivo Compulsivo, pero el tratamiento terapéutico es realmente el que juega un papel de mayor importancia en este sentido.

Comprender cómo te puede ayudar un psicólogo es fundamental para dar este paso. Entiendo que es una decisión que puede costar tomar porque la sociedad está aún en proceso de normalizar el hecho de hablar abiertamente sobre salud mental y recibir ayuda profesional, pero es la vía necesaria para hacer frente a los tipos de TOC que una persona sufra.

Por otra parte, también cabe tener conocimientos sobre cómo actúan los fármacos en el sistema nervioso central. Su función principal es cohibir la actividad cerebral mediante la actividad del ácido gamma-aminobutírico que contienen, de manera que nos producen una sensación calmante durante cortos períodos de tiempo.

Bajo ninguna circunstancia recomiendo que ninguna persona llegue a tener una dependencia a fármacos para tratar cualquiera de los tipos de TOC que padezca, ya que esto puede llevar a una adicción y a la generación de otro trastorno; en este caso, por abuso de medicamentos. Recuerda que la terapia es siempre la vía segura.

Pide cita conmigo para tratar tu TOC

Mi nombre es Patricia Garzón y dentro de mi dilatada carrera como psicóloga he ayudado y sigo ayudando a pacientes de muy diferentes edades y características personales, que acuden a mi consulta con este tipo de problemas.

Te animo a dar un gran paso solicitando una cita conmigo para que empieces a utilizar las herramientas que te liberarán de tus ataduras mentales desde la raíz del problema para llevar una vida más plena y feliz. ¡Gracias por leer mi blog! Espero poder ayudarte a tratar tu Trastorno Obsesivo Compulsivo próximamente.