Psicólogos de obesidad en Sevilla

Cuando hablamos de trastornos de la conducta alimentaria la obesidad es la gran olvidada a pesar de que este problema afecta a un número significativo de la población. ¿Quieres ponerle freno y tener un peso saludable? Seguro que un psicólogo de obesidad en Sevilla puede ayudarte.

Los problemas de obesidad afectan directamente a la salud por lo que no debemos desatenderlos y debemos observar si nuestro sobrepeso se debe a causas psicológicas como pueden ser los problemas de ansiedad.

¿Por qué es importante acudir cuanto antes a un psicólogo de obesidad en Sevilla?

Son muchos quienes conciben que la obesidad se palía llevando una dieta saludable y equilibrada. Sin embargo, bajo este trastorno alimenticio se esconden otros como puede ser la depresión o la ansiedad.

Por tanto, podemos decir que mantener un equilibrio emocional es importantísimo para tratar los trastornos de obesidad. Por este motivo es importante que se acuda a un psicólogo de obesidad en Sevilla en cuanto notemos que el aumento de nuestra masa corporal puede tener su origen en alguna alteración psicológica.

Tenemos que tener en cuenta que de nada sirve seguir una dieta si no controlarnos nuestro estado emocional. Un psicólogo de obesidad en Sevilla puede ayudarnos a estabilizar nuestras emociones y a motivarnos a llevar un tipo de alimentación más sana.

Por otro lado, es importante que pensemos que cuando hablamos de obesidad pensemos que el hecho de contar con sobrepeso no solo trate problemas físicos como puede ser la diabetes, las cardiopatías o los accidentes vasculares, sino que este tipo de pacientes sufren la incomprensión social y son criticados por la falta de voluntad a la hora de cambiar su estado.

Un psicólogo de obesidad en Sevilla puede ayudar a estas personas a aceptarse y a mejorar su autoestima tras la batalla de enfrentarse a una sociedad que cada vez es más dañina y les da más la espalda.

psicologos-de-obesidad

✓ ¿Cuáles son los efectos psicológicos de la obesidad?

La obesidad no es considerada hoy en día como un trastorno mental, sin embargo si es cierto que DSM-V (Manual  diagnóstico de los trastornos mentales) es considerada como un problema al que debe prestarse atención.

Aun así, como hemos mencionado antes,  tanto las causas de la obesidad como las consecuencias deben ser atendidas cuanto antes por un psicólogo de obesidad en Sevilla.

Alguno de los efectos psicológicos más comunes a los que se debe prestar atención son:

Padecer obesidad por comer de forma emocional

Cada vez es más habitual encontrar a gente que relaciona el acto de comer con sentirse mejor emocionalmente.  Este sentimiento puede ocasionarnos un trastorno en el sentido de que este tipo de comportamientos se den de forma habitual y pueda poner en peligro nuestra salud.

Comer de forma emocional también puede traer de la mano trastornos como la bulimia. Si después de ingerir alimentos si en vez de sentirnos mejor nos sentimos culpables podemos estar ante la puerta de un trastorno alimenticio que hay que un psicólogo de obesidad en Sevilla debe tratar cuanto antes.

Tener un trastorno de ansiedad puede ser el detonante de la obesidad o, al contrario, tener obesidad puede llevarnos a una situación de ansiedad.

La obesidad afecta la autoestima sobre la imagen corporal

Padecer obesidad en muchas personas ocasiona dificultades  a la hora de aceptarse. Los psicólogos de bulimia en Sevilla ven muchos casos en los que el paciente se infravalora y cuenta con problemas de autoestima.

En este sentido, no es tanto el problema del sobrepeso, sino que es más una cuestión de concepción de nosotros mismos.

Si a este factor le añadimos que vivimos en una sociedad donde el aspecto físico es clave, podemos decir que el paciente encuentra el caldo de cultivo perfecto para menospreciarse y sentirse mal con su apariencia.

La obesidad puede ocasionar depresión

Los sentimientos de frustración por verse incapaz de salir de esa situación, así como la presión social por adecuarse a determinados cánones estéticos ocasiona sentimientos negativos que pueden desencadenar en una depresión.

Tener una percepción negativa de uno mismo puede ocasionarnos sentimientos de tristeza y frustración que intentamos paliar con la comida haciéndonos sentir a su vez culpables. En resumen nos acabamos de sumergir en un círculo vicioso del cual es muy complejo salir sin la ayuda de un psicólogo de obesidad en Sevilla.

Ansiedad como causa o consecuencia de la obesidad

Tener un trastorno de ansiedad puede ser el detonante de la obesidad o, al contrario, tener obesidad puede llevarnos a una situación de ansiedad.

En primer lugar, si comemos para paliar la ansiedad debemos darnos cuenta cuanto antes y consultar a un psicólogo de obesidad en Sevilla para que nos ayude a tratar este trastorno desde su origen.

En segundo lugar, una excesiva preocupación por el peso y por conseguir superar la obesidad puede ser detonante de este tipo de trastorno.

Aislamiento social

La discriminación que sufren las personas con obesidad es algo palpable en esta sociedad. Los estrictos cánones de belleza hacen que consideremos que las personas con una constitución más atlética tienen unas determinadas cualidades que las personas con sobrepeso no tienen.

Por este motivo, en muchos ámbitos las personas con sobrepeso son aisladas llegando a ocasionarles un sentimiento de frustración que hay que tratar por un psicólogo de obesidad en Sevilla.

✓ ¿Cuándo debes ir a un psicólogo experto en obesidad en Sevilla?

Barajar esta cuestión es bastante complejo ya que no solo por tener obesidad es necesario ir a un psicólogo.

Un psicólogo experto en obesidad en Sevilla es necesario cuando nos encontramos en una situación de la cual no podemos salir por nosotros mismos.

¿Necesitas ayuda? Cuenta conmigo tengo la experiencia necesaria como psicóloga de obesidad en Sevilla para tratar tu problema. Contáctame.